Como parte de sus actividades de Educación Financiera y Previsional, y tras la firma del convenio de colaboración interinstitucional entre la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve), se ha puesto en marcha un plan de trabajo conjunto para determinar y elaborar programas, mecanismos y acciones de interés común en beneficio de las y los jóvenes.

En el marco de esta colaboración, se desarrollarán acciones para fortalecer las capacidades previsionales de las y los jóvenes en México e involucrarlas activamente en la incidencia y solución de los principales problemas económico-financieros, públicos y comunitarios, en busca de que estas capacidades sean replicadas en sus localidades.

De acuerdo con datos del Censo de Población y Vivienda del INEGI 2020, el sector demográfico de entre 12 y 29 años en México representa el 30% de la población y muchos de estas personas, que serán parte de la “Generación SAR” del mañana, deben conocer oportunamente los retos que enfrentarán en materia pensionaria debido a la evolución del mercado laboral y al incremento en la esperanza de vida.

“Tenemos que entender que nuestra generación vive en un mundo distinto al de las generaciones pasadas. La falta de información oportuna y adecuada genera que se tomen decisiones desafortunadas en materia económica, como no ahorrar desde temprana edad”, compartió el director general del Imjuve, Guillermo Santiago.

Por su parte, el presidente de la CONSAR, Abraham Vela Dib, comentó: “El objetivo con el segmento de población juvenil es inculcar la habilidad de proyectarse a futuro, es decir, de saber prever, saber planear y tener visión financiera de mediano y largo plazo. La educación previsional tiene todo que ver con el aprender a construir nuestros proyectos poco a poco, con el tiempo y la experiencia, y no contra-reloj. La calidad de vida en la vejez se enfrenta desde la juventud y con el espíritu de vida que la acompaña”.

Por ello, es importante que las y los jóvenes se involucren en temas de educación financiera y previsional para tomar decisiones informadas y oportunas, además de contar con herramientas para que tengan la capacidad de defender sus derechos como participantes del sistema financiero.

Una ciudadanía financieramente alfabetizada toma mejores decisiones económico-administrativas a lo largo de su vida, las cuales, en su conjunto, favorecen la estabilidad y el bienestar, y por ende fortalecen sus finanzas personales y su patrimonio, enfocados a su ahorro para el retiro.

Entre las actividades conjuntas, se realizarán sesiones informativas y de asesoría sobre el funcionamiento y objeto del sistema de ahorro para el retiro (SAR), a través de videoconferencias, webinars y otros medios no presenciales; así como la realización de contenidos y materiales informativos de educación previsional, buscando mayor sensibilidad y asertividad con los diversos segmentos juveniles a lo largo y ancho del país.

Con estas acciones, ambas instituciones reiteran su compromiso de apoyar a la juventud mexicana para que fortalezcan sus habilidades financieras y construyan una mayor estabilidad económica para su futuro.