Las instituciones financieras de México deben facilitar el crédito a todos los actores hasta que la situación sanitaria y económica derivada de la pandemia de la COVID-19 permita normalizar los ingresos, indicó el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León.

“Parte de la solución y parte de lo que se necesita es que diversos agentes económicos, ya sean empresas u hogares, puedan tener el financiamiento necesario mientras estabilizan sus ingresos”, expresó Díaz de León durante la Reunión Anual de Industriales (RAI) 2020.

Apenas el 28 de octubre el banco central mexicano publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) una extensión de la circular 22/2020 en la que solicitó a bancos e instituciones financieras no realizar el cobro de pagos mínimos hasta febrero de 2021, dándoles a conocer su autorización al respecto, debido a la pandemia de la COVID-19.

“Las entidades financieras no quedarán obligadas a realizar el cobro de los correspondientes montos de pago mínimo calculados conforme a las disposiciones sobre tarjetas, para los periodos de pago comprendidos entre octubre de 2020 y enero de 2021, respecto de aquellos créditos, préstamos o financiamientos revolventes asociados a tarjetas”, detalló el Banxico.

El beneficio del plazo es para quienes lograron un convenio con las entidades financieras para no realizar el pago del monto mínimo correspondiente entre octubre de 2020 y enero de 2021.