El cobro digital (CoDi), plataforma impulsada por el Banco de México (Banxico) cumple un año. Hay muchas cosas por hacer, las metas fijadas para este primer año parecieran estar lejos de alcanzarse, pero los participantes saben que esta plataforma será una gran herramienta para la digitalización de la economía del país.

“CoDi representa una alternativa de cobro digital más para los comercios, cuyos principales beneficios son el ser libre de contacto, ya que las transacciones son por mensaje de cobro o bien escaneando un código QR, el tema de sana distancia, obligatoria por la pandemia, es algo que los comercios y los consumidores están buscando, el segundo beneficio es que todas las operaciones son líquidas, así como el comercio cobra, en ese momento el monto llega a su cuenta de manera inmediata, no tiene que esperar 24 o 48 horas para que vea reflejados los pagos y el tercero es que por usar CoDi no se cobra comisión.” Son las ventajas que enumera Jaime Márquez, gerente de nuevos negocios de STP, empresa participante del SPEI y una de las primeras en impulsar CoDi.

Actualmente hay 5.1 millones de cuentas bancarias enroladas a CoDi, según datos oficiales de Banxico, esta cifra representa casi el 30% de la meta que se tenía fijada, pero la pandemia por Covid-19 representó un freno a la implementación de la plataforma. De acuerdo con datos de Banxico, al 28 de septiembre 251 mil 352 cuentas han realizado al menos un pago a través de CoDi y 213 mil 521 han hecho algún cobro. Más de 4 millones de las descargas están en el sistema operativo Android y 1.5 millones se realizaron a través de iOS.

Banxico también dio a conocer que hoy existen alrededor de 150 empresas, en diferentes niveles de desarrollo, para poder aplicar CoDi en sus funciones, por lo que prevé que en los próximos dos o tres trimestres empiecen a salir con esta opción.

Jaime Márquez comenta que “cuando las personas, sobre todo aquellos dueños de pequeños negocios como tiendas de abarrotes, talleres, fonditas, etc. vean los beneficios que el implementar esta nueva manera de cobro representan para su comercio, el crecimiento será exponencial. Por el momento lo que nos toca hacer es una extensa campaña de difusión para seguir enrolando pequeños comercios y en lo inmediato dar el paso a que CoDi esté presente en las grandes cadenas de autoservicio; el apoyo de asociaciones nacionales como la Asociación Nacional De Tiendas De Autoservicio Y Departamentales (ANTAD), será crucial para la implementación masiva, así como la participación de gobiernos estatales y locales que permitan el cobro de sus servicios a través de CoDi.