La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) informa que, de enero a noviembre de 2021, 181 instituciones financieras se han visto afectadas por la suplantación de su nombre comercial e incluso de algunos de sus datos fiscales o administrativos, a las que ahora se suman 1 Institución de Seguros, 1 Institución de Banca Múltiple y 7 SOFOM, E.N.R, conforme a lo siguiente:

Cabe hacer la aclaración que en el caso particular de Berkley International Seguros México, S.A. DE C.V., los suplantadores se ostentan como Berkley, usurpando el uso de la palabra “Berkley” de la razón social verdadera o registrada en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros. El modus operandi utilizado es, ofrecer supuestos “créditos personales” y un “Seguro Colectivo de Deudores”, lo cual, por el sector al que pertenece esta aseguradora no puede ofrecer “Crédito Personales” y, en cuanto al Seguro Colectivo de Deudores, la propia aseguradora ha manifestado que no tiene autorizado por parte de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas operar este tipo de producto.

En tal sentido y a efecto de que las personas interesadas en obtener un crédito estén alertas, la CONDUSEF informa el MODUS OPERANDI de los suplantadores, el cual usualmente es el siguiente:

1. Los afectados manifiestan que una persona los contacta vía telefónica o por redes sociales ofreciéndoles créditos inmediatos, con pocos requisitos y con mensualidades de montos pequeños para hacerlos atractivos.

2. Utilizan información como razón social, direcciones, teléfonos e imagen corporativa (logotipos) de las entidades financieras debidamente autorizadas y registradas, para hacerse pasar por ellas.

3. Solicitan a sus víctimas enviar su información personal vía WhatsApp, poniendo en riesgo sus datos personales.

4. Piden anticipos de dinero en efectivo o mediante depósito a una cuenta bancaria con la supuesta finalidad de gestionarlo, adelantar mensualidades, pagar gastos por apertura o como fianza en garantía, generalmente por el equivalente al 10% del monto total del crédito solicitado, que puede ser de mil hasta doscientos mil pesos.

5. Sin embargo, cuando las víctimas realizan los depósitos a la cuenta señalada, no reciben el crédito y es imposible localizar a los promotores. Es cuando descubren que han sido engañados.

Para que no seas sorprendido por este tipo de prácticas, TE RECOMENDAMOS tomar en cuenta lo siguiente:

• Evita contratar préstamos o créditos en los que tengas que dar anticipos por cualquier concepto.

• Asegúrate que la Institución Financiera esté registrada en el SIPRES, donde podrás verificar su domicilio, página de internet y teléfonos: https://webapps.condusef.gob.mx/SIPRES/jsp/pub/index.jsp

• No proporciones dinero antes del otorgamiento de un crédito, ya sea por concepto de seguro, comisión o gestión del crédito.

• No entregues documentos personales o datos de tarjetas de crédito o débito.

• No des información ni realices operaciones a través de Facebook, WhatsApp o cualquier otra red social.

• No firmes ningún documento antes de leerlo completa y detalladamente.

• Si utilizas Internet como medio de contacto, asegúrate de verificar la información, así como que la página de internet sea una página segura que use un protocolo de seguridad (https://) y que efectivamente corresponda a la institución financiera que quieras contactar.

Para mayor información consulta el Portal de Fraudes Financieros en la siguiente dirección electrónica:

https://phpapps.condusef.gob.mx/fraudes_financieros/index.php