Banca

NAFIN Y BANCOMEXT han apoyado la creación de 7.5 millones de empleos.

Como cada año, Nacional Financiera (Nafin) y el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), participaron en la 82ª Convención Bancaria, presentándose como impulsores del desarrollo económico del país.

Para la actual administración, el objetivo de ambas instituciones es claro, seguir creciendo y apoyando a las empresas mexicanas, además de incrementar las exportaciones a través de la extensa gama de productos y servicios con los que cuentan, colocando como una prioridad el contenido nacional.

Nafin y Bancomext reportaron una cartera total de 805,478 millones de pesos (MDP) y un índice de capitalización de 14.52% y 18.7%, respectivamente, al cierre de diciembre de 2018. Ambas instituciones, trabajando juntas, han otorgado créditos directos al sector privado por 250,709 MDP.

Estos índices se traducen en un efecto multiplicador con un capital acumulado de $66,450 MDP. La relevancia de ambas instituciones es tal que estas cifras, considerando garantías,  les convertirían en la banca comercial más grande de México por cartera.

Nafin y Bancomext se mantienen firmes y listos para seguir creciendo apoyando a las PyMEs y a los empresarios mexicanos. Ambas cuentan con una fortaleza financiera ejemplar para apoyar a las empresas mexicanas, con un índice de morosidad promedio inferior al 1.2%. El cumplimiento de metas ha sido reconocido por las propias empresas que han apoyado.

Hoy las PyMEs tienen en Nafin y Bancomext un aliado estratégico, ya que su apoyo representa un eslabón fundamental del trabajo de la banca de desarrollo. Prueba de ello, es que el 50% de los créditos a PyMEs en México son garantizados por ambas instituciones,  así como  el 26% de los créditos comerciales otorgados.

En cumplimiento al Proyecto de Nación 2018-2024, el trabajo de las dos instituciones financieras estará enfocado al apoyo de las industrias tradicionales como la textil y confección; cuero, piel y calzado; productos metálicos; piezas de plástico; equipo médico; moldeo de piezas; motores y turbinas; autopartes; equipo de comunicación; equipo eléctrico e iluminación; equipo de audio y video, sin dejar de lado sectores estratégicos como la industria automotriz y farmacéutica.

También se apoyará a los sectores tecnológicos en la industria digital, robótica, aeroespacial, nanotecnología, energías limpias, biotecnología, dispositivos médicos, y bienes de capital, todo con base y respeto a las vocaciones y potencial de cada región del país; de igual forma se empezará a incursionar en los nuevos sectores y en la transformación continua de procesos productivos en un horizonte de mediano y largo plazo, mediante el fortalecimiento del capital humano especializado, una mayor vinculación universidad – industria y el apoyo del emprendedurismo.

Para cumplir con este nuevo mandato para ambas instituciones Nafin y Bancomext, se deben realizar evaluaciones y métricas de desempeño con base a indicadores cualitativos y cuantitativos; continuar financiando proyectos productivos integrales, así como contribuir a la creación, mantenimiento y generación de contenido nacional en las cadenas de valor, independientemente del punto de venta de la producción (local o exportación), fomentar el desarrollo tecnológico y ser punta de lanza en la definición e implementación de políticas sectoriales.

Leave a Response