BancaDestacado

¿Qué son los préstamos persona a persona?

fintech

Hoy en día la tecnología nos ha llevado a concebir nuevos modelos de negocios que permiten brindar servicios entre personas, obviando así a las empresas u organizaciones. Como ejemplo de ello están las plataformas que permite rentar una casa o habitación por días, sin ser necesariamente un negocio hotelero; sucede igual con las plataformas de servicio de taxi privados.

Siendo esto una práctica común, también encontramos la modalidad de préstamo de persona a persona a través de plataformas digitales.

Supervisados por la Ley Fintech -relativamente reciente- que se encarga de regular todas las plataformas que brindan servicios financieros a través de internet o aplicaciones digitales en dispositivos móviles, los préstamos persona a persona son un mecanismo innovador de financiamiento que está tomando cada vez mayor relevancia en México.

¿Qué son los préstamos persona a persona? 

A través de una plataforma digital (internet) una persona puede aportar cierta cantidad de dinero para, bajo condiciones previamente establecidas, prestarlo a otra persona con un porcentaje determinado de interés, con el fin último de quien aporta el dinero pueda hacerlo crecer a manera de inversión.

¿Cómo surgen los préstamos persona a persona?

Los créditos persona a persona tienen su origen entre la comunidad estudiantil que para financiar sus estudios recurrían a préstamos de dinero que aportaban otras personas, particularmente egresados de la propia universidad que había financiado de esta manera su carrera y una vez iniciada su vida laboral, retribuye el apoyo que había recibido convirtiéndose en prestamistas.

La idea es que fuese la comunidad la que apoyara a quienes buscan obtener un crédito para lograr proyectos personales.

¿Cómo funciona?

La plataforma mediante la cual se efectúan los préstamos ayuda tanto a quien solicita el crédito como a quien lo ofrece para contar con toda la información necesaria sobre el propósito del crédito, perfil de quien lo solicita, su capacidad de pago y su historial crediticio para determinar si es susceptible o no del crédito.

Al mismo tiempo, ofrece una oportunidad para quienes desean invertir un dinero para generar ganancias.

Es decir, las plataformas conectan directamente a personas que necesitan un préstamo con personas que quieren invertir su dinero. De esta manera se pretende que el que pide prestado pague menos intereses y que el que invierte su dinero gane buenos rendimientos.

El mecanismo de cómo ofrecer el préstamo o recibir el crédito depende de cada plataforma. Suele requerir de que las personas que quieran prestar su dinero se registren en la plataforma y analizar las opciones que tiene para evaluar el nivel de riesgo, conoce la lista de créditos requeridos y si está dispuesto a depositar en éstos su dinero, etc.

¿Es seguro prestar dinero en estas plataformas?

Las plataformas deben asumir los riesgos directamente, deberán evaluar a quienes ingresan la solicitud tanto de solicitantes de crédito como acreedores. Al respecto, toma en cuenta que sí se hace una revisión del historial crediticio de quien solicita el préstamo.

Cabe destacar que aún habiendo una ley que se aplica para todas las plataformas, cada una funciona de diferente manera y lo recomendable es que se lean todos los detalles de su funcionamiento, tanto si quieres que te presten como si quieres prestar dinero.

Asimismo, el 9 de marzo de 2018 se publicó en el Diario Oficial de la Federación la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como “Ley FinTech”. En esta nueva ley, las autoridades financieras de nuestro país como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público establecen las reglas de operación que deberán seguir las Instituciones de fondeo colectivo, es decir, las plataformas de crowdfunding como se llaman estas plataformas de préstamo persona a persona.

La entidad gubernamental CNBV deberá contar con el registro de la plataforma y su correspondiente autorización. En caso de que no cuente con ella, deberás considerar muy bien el riesgo que pudieras correr, especialmente si lo que buscas es invertir tu dinero.

 

Leave a Response