• Aunque este 2020 está a unas semanas de terminar y ha representado un gran reto para la industria financiera e inmobiliaria, Banco Inmobiliario Mexicano se muestra positivo ante el 2021 y listo con recursos para financiar proyectos.
Este 2020 ha sido un año lleno de retos y oportunidades para el sector inmobiliario y financiero, Banco Inmobiliario Mexicano (BIM) se muestra optimista a unas semanas de terminar este período y se prepara financieramente para seguir promoviendo el crecimiento desde que inicie el 2021.

Aunque la pandemia ha significado un desequilibrio en diversos aspectos, cifras acumuladas de INEGI de enero a agosto de 2020, señalan que la derrama económica de la industria de la construcción a pesar de la contingencia es de más de 83 mil millones de pesos, y enfocados en la edificación es de 68 mil millones de pesos.

Respecto a la situación actual y lo que viene para el próximo año, el presidente y Fundador del Consejo de Administración de Banco Inmobiliario Mexicano, Víctor Manuel Requejo, señala: “El mayor reto de la banca e instituciones financieras para cerrar el 2020 es conservar la estabilidad financiera al cierre del ejercicio, sin mayores alteraciones en su estructura, buscando que el año próximo el servicio no decaiga”.

Se estima que, en promedio, desde 2018, la industria de la construcción ha representado el 6.6% del Producto Interno Bruto Nacional, pero en el último trimestre de este 2020, esta cifra ha llegado a 5.3%.

Fuente: Inegi

Al respecto Víctor Manuel Requejo comenta: “El sistema financiero e inmobiliario no perderán estabilidad, quizá algunas instituciones resulten más afectadas que otras y habrá quien tenga menos fortaleza para soportar el incremento de la cartera vencida. El sistema seguirá estable, fuerte y con recursos para emprender el crecimiento desde el primer semestre del 2021, buscando recuperarse de las posibles pérdidas habidas en este ejercicio 2020.”

Datos de la Conavi indican que de 2015 al 2019, aproximadamente cada año los organismos de vivienda, incluyendo la banca generan créditos para 436 mil viviendas. BIM por su parte ha financiado en promedio 15 mil quinientas viviendas al año en este mismo periodo y este año se espera cerrar con una cifra cercana a las 10 mil viviendas.

“Veo las cosas positivas, para las instituciones y para el país, con frenones y arranques, pero yo creo que todo va para adelante poco a poco”, finalizó Víctor Manuel Requejo.

Este 2020 BIM tuvo un presupuesto para colocación de créditos de 6 mil 160 millones de pesos y a septiembre se ha colocado un total de 4 mil 40 mdp. Mientras que el presupuesto considerado para 2021 será de 7 mil 926 millones de pesos, con lo cual Banco Inmobiliario buscará seguir apoyando a desarrolladores inmobiliarios del país y seguir promoviendo el desarrollo de vivienda.