A unas semanas de terminar el 2020, la producción de vivienda en el país se mantiene activa pese al paro de actividades durante los meses más complicados de confinamiento y registra hasta octubre de este año un total de 127 mil 214 nuevas viviendas, de acuerdo con el Registro Único de Vivienda.

Por su parte, Banco Inmobiliario Mexicano (BIM) se prepara para cerrar uno de los años que han causado mayor expectativa en la industria inmobiliaria por el comportamiento de la producción, colocación e impacto de la pandemia en la vivienda del país; ante esto el presidente y Fundador de Banco Inmobiliario Mexicano (BIM), Víctor Manuel Requejo señala: “Yo creo que sí, está cerrando mejor, todavía lenta, pero va caminando.En la construcción no se ha llegado al número de empleos ni de viviendas que se tenía el año pasado, pero desde luego no son los niveles de abril,

pasar , junio o julio, sino que van en incremento ” Al de los años la industria inmobiliaria en nuestro país se ha mantenido en constante movimiento, con sucesos como el Sismo de 2017, el Huracán “Willa” en 2018, el cambio de gobierno, los nuevos programas y presupuestos, que han hecho que la industria se adapte a las nuevas circunstancias para seguir fortaleciéndose.

Datos de la Comisión Nacional de Vivienda estiman que, de 2015 a 2019, los organismos de vivienda incluyendo la banca, generan en promedio por año, créditos para 436 mil viviendas, en este sentido BIM ha financiado en promedio 15 mil quinientas viviendas por año.

Para comparar la actividad de la industria, podemos notar que datos del Registro Único de Vivienda (RUV) señalan que, tan sólo en 2019 se cerró con una producción total de vivienda de 181 mil 156 en toda la República Mexicana, sin embargo, históricamente en los últimos 7 años el 2015 representó el mejor año para la producción al lograr un total de 301 mil 847 nuevas viviendas registradas en el país.

Durante al año pasado, la banca comercial creció en un 3% el monto de financiamiento hipotecario, sin embargo, entre enero y junio aumentó en 6% real el monto de financiamiento y a partir de julio creció a tasas cada vez más bajas.

De acuerdo con la publicación anual “Estado Actual de la Vivienda México 2019”, difundido por la Sociedad Hipotecaria Federal, señala que la expectativa para este 2020 estimaba demanda de 851 mil 100 financiamientos para soluciones de vivienda, lo que impactaría en 3.3 millones de personas.

Es así como este 2020 ha significado un desafío para la industria, desde que inició la pandemia, mayo fue el mes que registró una menor actividad con la producción de 10 mil 319 viviendas y casi por cerrar este año, se puede notar que Nuevo León, por séptimo año se consolida como el estado de la República con mayor producción de vivienda con 20 mil 679, seguido de Jalisco con 11 mil 409 y Guanajuato con 8 mil 679.

Además de registrarse incremento en los precios de la vivienda de un 5.8% (promedio nacional) comparando segundo semestre del 2019 y el 2020 reportado por la Sociedad Hipotecaria Federal.

Sin embargo, aunque cifras al momento indican una disminución del 30% en producción de vivienda, en comparación con el total obtenido en 2019, se ha logrado un número importante de viviendas producidas y registrado hasta octubre y en vísperas de ver cómo cierra el año.

Hasta julio de este año, se tienen 246 mil acciones de vivienda, de las cuales 157 mil son de vivienda nueva y 89 mil de vivienda usada.

Por su parte, Banco Inmobiliario hasta el momento acumula un total de 4 mil 040 créditos colocados y se busca que este año cierre con un total de 10 mil viviendas financiadas.

Al cierre de agosto, en su cartera se atienden a 353 clientes Desarrolladores de Vivienda con los que se financian 33 mil viviendas. Actualmente, BIM se encuentra en la sexta posición en el mercado con una participación del 7.4% en el crédito puente y en estos 7 años, ha financiado cerca de 120 mil viviendas.

Se sabe que para enfrentar el 2021, será relevante la velocidad en la recuperación de empleo y la estabilidad a mediano y largo plazo, BIM se mantendrá con un presupuesto de 7 mil 926 millones de pesos, con lo cual busca seguir apoyando a desarrolladores inmobiliarios del país y seguir promoviendo la reactivación económica.