Durante el primer mes de 2021, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) otorgó 26 mil 830 créditos, lo que significó una derrama económica de 9 mil 039 millones de pesos, garantizando el acceso continuo de las mexicanas y mexicanos a una vivienda adecuada y contribuyendo a la reactivación económica de México.

En comparación con la dinámica observada en el arranque de 2020, el Instituto registró un crecimiento de 14% en el número de créditos colocados y de 8.6% sobre el monto de financiamiento ejercido, posicionándose como el segundo mes de enero con mayor dinamismo en los últimos cinco años, sólo por debajo de 2019, fecha de inicio de la actual administración. El resultado cobra relevancia y refuerza la solidez financiera del Infonavit incluso en un contexto de desaceleración económica a causa de la emergencia sanitaria por Covid-19 del año pasado.

Del total de créditos, 69.2% se ejercieron para la compra de una vivienda nueva o existente y 30.8% para mejoramiento o ampliación del inmueble.

El 55% de los créditos otorgados fueron a trabajadores que ganan menos de 4.1 UMA (Unidad de Medida y Actualización), es decir, 11 mil 170 pesos; con lo cual se beneficia a las personas de menores ingresos en línea con el fin social y naturaleza mutualista del Infonavit.

El 53.7% de la actividad crediticia, medida por número de financiamientos ejercidos durante el mes, se concentró en siete estados: Nuevo León, Estado de México, Jalisco, Chihuahua, Baja California, Tamaulipas y Guanajuato; que en conjunto alcanzaron una derrama económica de 4 mil 898 millones de pesos.