El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) celebró su 122 Asamblea General Ordinaria, en la que se resaltó que durante 2021 se lanzarán nuevos productos financieros en beneficio de las y los trabajadores del país, atendiendo sus necesidades y el rezago habitacional en México.

Lo anterior será posible gracias a la aprobación de la reforma a la Ley del Instituto, el pasado miércoles 9 de diciembre, que permitirá impulsar la inclusión financiera de las y los trabajadores de menores recursos a través de productos como un nuevo crédito en pesos, con tasa de interés más baja y condiciones más flexibles, facilitando así el desarrollo patrimonial de las familias mexicanas.

Asimismo, entre otros, se contempla un esquema de financiamiento para empleados temporales o intermitentes, como los trabajadores agrícolas y policías, lo que significa que también se contribuirá a extender la red de seguridad social en el país.

Zoé Alejandro Robledo Aburto, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en representación del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, señaló que la reforma a la Ley del Instituto cobra especial relevancia al haber sido concebida en medio de la emergencia sanitaria por Covid-19, ya que representa la ratificación de que la cuarta transformación de la vida pública de México significa un proyecto del gobierno con la sociedad.

“Una lección que tenemos aquí en México es que la pandemia no puede detener la transformación de nuestro país y quizá la mejor evidencia de esto fue la presentación de la iniciativa del ejecutivo federal, del presidente López Obrador, sobre la reforma a la Ley del Infonavit”.

En este sentido, Román Meyer Falcón, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), en representación del Sector Gobierno señaló que desde principios de este año y ante los retos que hemos enfrentado como país, la vivienda es un pilar para levantar a México y que desde la Secretaría que él encabeza, en un trabajo conjunto con los organismos nacionales del sector se ha consolidado una visión que impulse a la industria en beneficio de los mexicanos.

“En el tránsito de este camino el Infonavit es una parte fundamental en el trabajo que estamos realizando; estamos transformando el modelo de vivienda en México, hemos dejado atrás el enfoque de producción masiva y desordenada y ahora nuestra labor gira entorno a las necesidades más palpables, reales y más urgentes que requiere la gente”.

Carlos Martínez Velázquez, Director General del Infonavit, recalcó que la reforma recién aprobada se traducirá en beneficios tangibles para las y los trabajadores y contribuirá a disminuir el problema de rezago en materia de vivienda que durante años ha prevalecido en el país debido a la falta de productos financieros que atiendan realmente las necesidades de los mexicanos, sobre todo de los que menos ganan.

En su intervención, declaró: “la realidad es que 11.2 millones de créditos hipotecarios en casi 50 años no son suficientes para materializar el derecho de cada mexicana y mexicano a una vivienda adecuada. No son suficientes en un país donde prácticamente un tercio de las viviendas presentan algún tipo de rezago y donde muchas veces las personas más pobres no tienen acceso a un crédito por la rigidez de nuestros productos y las reglas de otorgamiento.”

Agregó que la reforma también dotará a los trabajadores de más y mejor información para que escojan la casa que más les guste y les convenga en cuanto a ubicación, materiales adecuados al clima de su región, así como servicios y espacios públicos para sus familias.

Al respecto, Patricio Flores Sandoval, representante del Sector de los Trabajadores, precisó que la libertad de elección debe fortalecerse con abundante información para que los trabajadores tengan plena conciencia de la importante decisión de vida que representa adquirir una casa.

“Debemos asegurarnos de generar las vías adecuadas para que las y los trabajadores dispongan de información suficiente; en conocimiento pleno de tasas, amortizaciones y sus posibilidades crediticias, que les permita calcular su decisión hacia la futura conformación y consolidación de su patrimonio”.

Por su parte, José Medina Mora Icaza, representante del Sector Empresarial, expuso que la misión del Instituto es otorgar créditos que sean financieramente sustentables, para garantizar créditos suficientes y accesibles para los 20 millones de trabajadores y otorgar importantes rendimientos a los saldos de las más de 66 millones de Subcuentas de Vivienda que administra.

Asimismo, señaló que las afectaciones económicas que dejó la emergencia sanitaria, la reforma a la Ley no sólo permitirá ofrecer nuevas opciones de crédito, sino generar un mayor acercamiento con los trabajadores que enfrentan problemas de pago.

“Nuestra motivación se debe centrar en que con el mismo ahínco con el que se trabaja para atender a más trabajadores, a través de nuevas alternativas crediticias, como lo permitirá la reciente modificación a nuestra ley, debemos acercarnos a los trabajadores y ofrecerles el mayor número de opciones para regularizarse”.

El Infonavit tendrá 120 días a partir de que se promulgue la reforma para traducirla en normas y productos financieros que materialicen la visión de un Infonavit que pone primero a los trabajadores sin intermediarios, con total autonomía, libertad y flexibilidad en el ejercicio de sus derechos y sus recursos.