Luego de anuncio de Plan de Infraestructura financiado con capital privado, la Coparmex anuncia que es una decisión esperanzadora oportunidad para reactivar la economía. En comunicado de prensa sostienen que:

“En la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) encontramos que el anuncio del Gobierno de México y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), respecto a proyectos de infraestructura financiados por capital privado, constituye una oportunidad para inducir a la reactivación económica. Para ello será necesario superar obstáculos regulatorios y robustecer la certidumbre jurídica, así cómo la transparencia y la rendición de cuentas de las inversiones, ya que los proyectos privados de inversión, además de cuantiosos recursos, requieren de certidumbre de largo plazo.

“Sin duda, el Plan presentado en conjunto por la Iniciativa Privada y el Gobierno Federal, es una señal esperanzadora. El país está urgido de buenas señales. El hecho de que se anuncie la disposición del Gobierno Federal para que esos proyectos puedan fluir, no es un tema menor, en un ambiente de desconfianza e incertidumbre como el que ha prevalecido y permeado durante los últimos meses”, dijo Gustavo de Hoyos Walther, Presidente Nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX).

“Es claro que este no es un Gobierno al que se le dé bien la promoción económica. También es claro que han habido muchísimos desencuentros con el sector privado. Y es evidente, además, que muchas acciones del Gobierno, particularmente en el sector energético, pero no sólo en ese, han mermado la confianza. Creo que hay que entender este anuncio, como una nueva oportunidad, hago votos porque así sea. Entendiendo que el país requiere de inversión para poder iniciar la reactivación económica”, enfatizó De Hoyos Walther.

“Este anuncio dado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, conjuntamente con representantes del Consejo Coordinador Empresarial, puede inaugurar, ojalá que así sea, una nueva dinámica. Por nuestro lado, nosotros estamos tendiendo la mano una vez más. Esperemos que esto sea retribuido con un seguimiento puntual por parte de las distintas áreas de gobierno involucradas, y que no quede solamente en un anuncio”, insistió el líder empresarial nacional.

El Plan de Infraestructura implica una inversión privada de 297 mil 344 millones de pesos que representa el 1.1% del PIB. Se contempla un total de 39 proyectos en diversos sectores, de los cuales siete ya están en ejecución y los 32 restantes iniciarán en los próximos meses. Dentro del Plan resalta particularmente la orientación de la inversión y de los proyectos hacia la industria carretera, lo cual también beneficiará a la reactivación económica del sector construcción, ampliando así, desde una perspectiva transversal, los beneficios hacia otros sectores económicos por su efecto multiplicador.