A consecuencia de las medidas sanitarias implementadas por la pandemia del COVID-19 –como el distanciamiento social y el paro de actividades– analistas consultados por el Banco de México (Banxico) alertaron sobre la caída histórica en la actividad económica nacional que, señalaron, podría descender hasta un 14% en el segundo trimestre de este año.

La Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado del mes de abril recoge que los analistas prevén un desplome de hasta 33% en el Producto Interno Bruto (PIB) para la segunda parte de este primer semestre, así como una caída mínima de 5.3%. Incluso, al respecto, el documento menciona que la economía mexicana puede registrar en 2020 su mayor contracción desde la Gran Depresión.

La Junta de Gobierno del banco central mexicano advirtió que el entorno adverso que enfrenta la economía nacional derivado de la pandemia y de los menores precios del petróleo se ha visto agravado por factores idiosincráticos. En ese punto destacaron las recientes reducciones a la calificación de la deuda soberana y de Pemex por parte de tres agencias.

Coincidieron en que el balance de riesgos para el crecimiento del país está sesgado a la baja y dijeron que se anticipa una contracción importante de la actividad económica en el primer semestre del año.

Asimismo, advirtieron que la recesión económica que está viviendo México se extenderá hasta el primer trimestre de 2021. Para el tercer trimestre de este año se espera una caída de 7.6 por ciento, y esta tendencia negativa se moderaría a 4.5 para el cuarto trimestre y a 1.85 para el primer cuarto del 2021.

El análisis también apunta, se espera, que la inflación llegue a un nivel de 2.83 por ciento este año, menor al 3.75 por ciento estimado en el ejercicio de marzo. Mientras que para 2021, consideran se colocará en 3.51 por ciento.

Respecto al tipo de cambio, los analistas prevén que cierre el año en 23.36 pesos por dólar; en 2021, estiman que el cierre sea de 23.03 pesos por dólar.