A dos semanas de iniciar el 2021 se han dado diversos acontecimientos relevantes en los Estados Unidos (EEUU), pero estos no debieran tener impacto en el tema comercial. La relación que nuestro país y el vecino del norte siempre ha cruzado por todos los sectores, un punto importante es el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá o T-MEC, el cual aún no cumple su primer año de haber entrado en vigor. En el tema comercial, ¿qué se puede esperar con el próximo cambio de gobierno en los EEUU y el desarrollo del T-MEC?

El T-MEC no está en peligro, pero se presume que con el cambio de gobierno y el arribo a la Casa Blanca de Joe Biden, los puntos en los que se pondrá énfasis son en lo laboral, en energías limpias y en materia medioambiental, dejando al intercambio comercial como el pilar en el que se sustenta el tratado.

Los números registrados hasta septiembre del 2020 muestran a México como el segundo aliado comercial de Estados Unidos, apenas por detrás de China, las exportaciones mexicanas de productos a Estados Unidos sumaron 29,835 millones de dólares en septiembre, un alza de 1.1% que representó su primer crecimiento tras un semestre de contracciones, a tasas interanuales.

Desde Nueva York, Martín Pustilnick, CEO de la plataforma de factoraje para exportación MUNDI, comparte su visión al respecto. Lo primero que el directivo resalta es el Artículo 25 del tratado, el cual en su primer punto define la importancia que las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) constituyen para la relación comercial:

“Las Partes, reconociendo el papel fundamental de las PyMEs en el mantenimiento del dinamismo y mejoramiento de la competitividad de sus respectivas economías, deberán fomentar una estrecha cooperación entre las PyMEs de las partes y cooperarán para promover el crecimiento y empleo de las PyMEs.”

Para Martín un punto esencial es la capitalización que puedan lograr las PyMEs, ya que es en esta línea empresarial en donde los créditos bancarios son más difíciles de conseguir, ya sea por un exceso de requisitos o por el tiempo en que llega a ser autorizado el crédito. Con MUNDI, las PyMEs ahora pueden vender a crédito y cobrar de contado, sin riesgo de impago. Mundi es la primera solución de Pronto Pago (factoraje sin recurso) digital que permite recibir adelantos de pago de las exportaciones al momento de la entrega, y en ocasiones incluso al momento de la orden de compra.

Podemos señalar la crisis por la que atraviesa la economía a nivel mundial, derivada de la pandemia, pero la privilegiada posición geográfica de México representa ventajas, esto aderezado por la entrada en vigor del T-MEC, para continuar con las relaciones comerciales entre México, Estados Unidos y Canadá.

Los sectores que menos se han visto afectados por la pandemia en la continuidad de su negocio son la agricultura y producción de alimentos en general, así como los artículos de primera necesidad, giros en los que intervienen una gran cantidad de PyMEs, las cuales, muchas veces, necesitan de capital para seguir creciendo.

“El curso que siga el T-MEC depende, en gran parte, de la confianza que México pueda dar a los inversionistas extranjeros, es una gran oportunidad para poder tener una recuperación económica decorosa, el componente de las PyMEs será fundamental para un país como México, en donde representan más del 90% de las empresas, aportando más del 50% del Producto Interno Bruto, así que el siguiente paso para que este tipo de empresa se puedan beneficiar del tratado es tener un acceso fácil al capital y le puedan hacer frente a sus contrapartes, norteamericanas”, señala el CEO de MUNDI.

MUNDI es la plataforma de factoraje sin recurso que apoya a las PyMEs para poder obtener el capital necesario y así exportar. MUNDI es el socio estratégico que ayuda a las empresas a comerciar más, creando las herramientas financieras que necesitan para participar activamente en la cadena de producción global.