Ayer representantes de la Asociación de Bancos de México (ABM), del Consejo Mexicano de Negocios (CMN), así como del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y de la Confederación de Cámaras se reunieron con Andrés Manuel López Obrador para presentarle el plan de apoyo para la iniciativa privada ante la emergencia por el COVID-19.

Los industriales se presentaron en Palacio Nacional t% durante ras las declaratorias de Ejecutivo de no permitir la condonación de impuestos ante el contexto que sufre el país.

A tan sólo un par de días de que AMLO presente un plan de acción que incluirá propuestas de salud, economía y empleo, los empresarios más icónicos del país decidieron apersonarse, ello luego de que el pasado miércoles 1 de abril durante la conferencia diaria del presidente, éste afirmó que no podía atender demandas relacionadas a la reducción de impuestos, pues de hacerlo, se perderían recursos para sostener a los programas sociales.

En contraste, integrantes del CCE, señalaron que la solicitud de la disminución del 5% del Impuesto Sobre la Renta (ISR) al Ejecutivo, también se acompaña de la petición de cobertura de pagos pendientes a proveedores que tiene el gobierno, además de la demanda de créditos de la Banca de Desarrollo y Entidades de Fomento para Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES).

El pasado martes, el Consejo Coordinador Empresarial solicitó al Gobierno Federal el decreto fiscal que de oportunidad de aplazar la presentación de la declaración anual de impuestos, ello, a través de parcialidades.

Dichas solicitudes también se dieron en función al llamado del Ejecutivo Federal de evitar el despedir personal durante el periodo de contingencia por Covid-19 y ante la falta de generación de actividades económicas derivada de la alerta mundial.

Asimismo, el contexto de la solicitud del empresariado mexicano se da frente el anuncio del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, de que el Producto Interno Bruto (PIB) podría caer hasta el 3.9% durante 2020.

Los nuevos pronósticos macroeconómicos para México no resultaron del nada alentadores para el año en curso, puesto que la economía podría alcanzar un estancamiento de 0.1% conforme a los precriterios generales de política económica para 2021, los cuales fueron enviados a la Cámara de Diputados.

ustamente los indicadores estimados sobre finanzas públicas que se publican cada 1 de abril por parte de la SHCP, resultan de gran relevancia en el diseño del presupuesto del año entrante, además de sumar un panorama de lo que queda del presente 2020. Hasta el momento, Hacienda calcula que el tipo de cambio promedio sea de 22 pesos por dólar, mientras que para el precio de la mezcla de crudo mexicana prevé los 24 dólares por barril y una inflación del 3.5 por ciento.