El crecimiento de empleos formales lleva 15 años estancado: no pasamos de 44% de trabajadores inscritos en la formalidad.

 Las entidades con menores niveles de formalidad son Oaxaca (20%), Guerrero (21%) e Hidalgo (26%).

 #DataCoparmex da a conocer los resultados del primer trimestre de 2020 del indicador #EmpleoFormal, el cual mide el porcentaje de la población ocupada no agropecuario que tiene un empleo formal. Se construye con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (INEGI).

Los resultados de #EmpleoFormal revelan que sólo el 44% de la población ocupada tiene un empleo formal. La cifra de inicios del 2020 es sólo 0.8 puntos porcentuales mayor que la de inicios de 2019 y sólo 3 puntos porcentuales mayor que en 2005. Esto expone que el crecimiento de empleos formales está estancado en México: en los últimos 15 años, el crecimiento ha sido muy bajo. De seguir con esta tendencia, nos tomará 30 años que al menos el 50% de los trabajadores tengan un empleo formal.

El Ranking de DataCOPARMEX muestra que los estados con menor porcentaje de formalidad son Oaxaca, Guerrero e Hidalgo. En estos estados, sólo 2 de cada 10 trabajadores son formales. Por el contrario, en los estados del norte, Coahuila, Chihuahua y Nuevo León, la formalidad es mayor que la media nacional: 6 de cada 10 trabajadores son formales.

En el último año, en 9 estados se han reducido las tasas de formalidad laboral. Los estados que presentan mayores reducciones son Sonora (-2, de 56% a 54%), Tamaulipas (-2, de 56% a 53%) y Coahuila (-1, de 66% a 465%). En contraste, los mayores incrementos de formalidad con respecto al año pasado son Chiapas (+5, de 22% a 27%), Nayarit (+3, de 35% a 38%) y Ciudad de México (+3, de 50% a 53%).