Este jueves, la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) consideró que la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en la que declara la Política Energética del Gobierno Federal como un obstáculo para la competencia económica con un beneficio indebido a la Comisión Federal  de Electricidad (CFE), fortalece el Estado de Derecho y favorece la inversión en el sector.

Para la Confederación, “la resolución definitiva de esta controversia constitucional presentada por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) contra la política publicada por la Secretaría de Energía (Sener), abre un nuevo capítulo en el que las energías renovables pueden ser el pilar para el desarrollo de México”.

De acuerdo al gremio, lograr que la política energética de México deje de destinar recursos a Petróleos Mexicanos (Pemex) y CFE para segmentos poco rentables o la producción de energías contaminantes, no sólo minimiza el riesgo de incumplimiento de nuestro país en tratados internacionales, como el Acuerdo de París, sino que abre grandes posibilidades para la inversión privada en el sector.

Tras la resolución de la SCJN, se debe cerrar el capítulo de la apuesta por las energías contaminantes, ineficientes y de alto costo para iniciar uno nuevo, en el que la generación de energías renovables e inagotables, como la solar y eólica permitan contar con un sistema energético sostenible, que impulse el desarrollo local y regional, con mayor calidad en el servicio, que represente menores costos de producción y por lo tanto un ahorro para el consumidor final.

COPARMEX reconoció el trabajo de la Cofece y la independencia de la SCJN, “pues su actuar -cuya determinación consideró las graves consecuencias que estas medidas tendrían- significa un paso adelante en el cumplimiento de sus obligaciones y en la vigencia del Estado de Derecho”.

Sus acciones favorecen la inversión, la libre competencia, la preservación de los más de 30 mil empleos que generan las energías verdes, posibilita la inversión en infraestructura, otorga flexibilidad al mercado y da alternativas de suministro a los consumidores.

En su comunicado COPARMEX considero tener claro “que la recuperación económica sólo será posible si parte del goce pleno del derecho a la salud y de la conservación y respeto del medio ambiente. Hoy, nadie puede hablar de crecimiento si no se antepone a la salud”.

El sector privado está listo para continuar participando en el sector energético dando opciones y flexibilidad al mercado. También está listo para invertir en infraestructura para que el usuario final tenga mejores alternativas de suministro de combustibles y de electricidad en beneficio de los mexicanos, para que, conjuntamente con las instituciones de gobierno, se impulse el crecimiento de la economía, el bienestar de la sociedad y tarifas que no afecten la economía de las familias.