Justo, el mejor aliado digital que los restaurantes pueden tener al facilitarles un servicio tecnológico integral, cerró una ronda de inversión con un total de 2.3 millones de dólares, con la participación de inversionistas como Jaguar Ventures, Investo y Liquid2 Ventures.

“Con esta ronda de inversión, fortalecemos nuestra estrategia de expansión tanto en el mercado mexicano como en nuevos mercados. Nuestro principal objetivo es fortalecer nuestro servicio y ser el mejor socio que pueden tener los restaurantes. Actualmente, apoyamos a cuatro mil locales en Chile y esperamos cerrar el año con 500 restaurantes en México”, puntualizó el cofundador, Rodrigo Segal.

La startup chilena fundada en 2018 por Rodrigo Segal y Nicolás López, tiene presencia en Chile, Perú y México; con una valoración de mercado cercana a los 100 millones de dólares, por lo que es reconocida dentro de la categoría de empresa “centauro”.

De la forma más rápida, simple y ágil, Justo pone al alcance de los restauranteros un servicio integral -que de otra forma necesitaría diversos proveedores- para tener el control de todo el proceso de venta en línea -desde la toma de pedidos con su propia página web, el servicio de entrega a domicilio, y una aceleradora para atraer a más clientes con estrategias de marketing digital-, con comisiones justas que van del 7 al 12% y un acompañamiento tecnológico adecuado para lograr incrementar sus ventas hasta en 702% en un semestre.

“Antes de la pandemia, gran parte del sector restaurantero no contaba con la digitalización necesaria para dar servicio a domicilio, por lo que contar con una propuesta tecnológica integral, como Justo, que ayude a los restaurantes a conectar con sus clientes de manera directa, mantener su continuidad y fortalecer su crecimiento a largo plazo se ha convertido en una de las prioridades del sector en toda Latinoamérica en esta nueva normalidad”, recalcó Nicolás López.

Con esta ronda de inversión, Justo llegará a dos nuevos mercados en Latinoamérica, brindando herramientas que permitan generar una mayor resiliencia al sector restaurantero, fomentando su recuperación a largo plazo e impulsando una economía circular más justa en la región, con la confianza de estar respaldados en todo momento por un equipo comprometido en dar el mejor deal a toda la cadena de valor: desde el restaurantero, hasta el cliente, pasando por los repartidores.