• Hacer más atractivos los destinos turísticos nacionales para ayudar a reactivar la economía, objetivo de senadoras del PT.

En aras de apoyar el esfuerzo para la reactivación económica, a través de la industria turística, las senadoras Nancy de la Sierra Arámburo y Geovanna Bañuelos de la Torre plantearon reducir del 16 al cinco por ciento la tasa del IVA a los servicios de hospedaje en hotelería, así como la venta de alimentos y bebidas en restaurantes.

La iniciativa de las legisladoras del PT propone reformar la Ley del Impuesto al Valor Agregado, a fin de fortalecer a uno de los sectores más golpeados por la emergencia sanitaria derivada del SARS-CoV-2.

El proyecto, que fue publicado en la Gaceta de la Comisión Permanente, también sugiere que la vigencia de esta medida se dé entre 2021 y hasta el 31 de diciembre de 2025, lo que toma en cuenta las distintas proyecciones para la recuperación económica de México.

De la Sierra Arámburo y Bañuelos de la Torre argumentaron que el incentivo fiscal es una medida de promoción turística, que reduciría el costo de los servicios que provee la industria hotelera y de alimentos preparados para las personas que hagan uso de ellos en todo el territorio nacional.

El turismo, abundaron, es una actividad relevante para la economía mexicana, dado que genera una gran derrama económica por su integración con diversas cadenas de producción y consumo de bienes.

Insistieron en que dicho ramo ha sido severamente afectado por la pandemia, ya que se ha registrado una caída de alrededor del 54 por ciento de visitantes en relación con el año pasado.

Para superar los efectos adversos de la crisis, consideraron las senadoras, se deben generar mejores condiciones para el desarrollo del comercio, la preparación de alimentos y bebidas, los centros nocturnos, la hostelería y otras actividades recreativas.