Este año briq.mx celebra su séptimo aniversario, y de la mano de este festejo logra convertirse en la primera plataforma de crowdfunding inmobiliario de México en alcanzar los 1,000 millones de pesos fondeados.

Alberto Padilla Luengas, director general de la plataforma, expresó que esta cifra es una muy buena señal, ya que confirma que México está despertando como un país de inversionistas.

El directivo destacó que la compañía pasó de 3,200 inversionistas a finales de 2019 a más de 15,000 a finales de mayo de este año, lo que representa un crecimiento sostenido y de gran magnitud, en respuesta a factores como la incertidumbre social generada por la pandemia y la volatilidad económica a nivel mundial.

Estos 1,000 millones de pesos se han alcanzado gracias a la publicación de más de 90 proyectos inmobiliarios, de los cuales 75% son proyectos de deuda, donde el inversionista presta su dinero al desarrollador para la construcción o remodelación de un inmueble, ganando intereses con un plazo fijo, y el 25% restante son proyectos de copropiedad, donde el inversionista compra una parte del inmueble (proporcional a su inversión) y gana por sus rentas y plusvalía.

Durante estos 7 años de operaciones, briq.mx ha mantenido el compromiso de democratizar las inversiones en bienes raíces, para que cada vez más mexicanos puedan acceder desde montos pequeños a este tipo de productos, que antes eran para unos pocos. En sus inicios, la plataforma manejaba mínimos de entrada de 50 mil pesos -que ya eran bajos para inversiones en bienes raíces- pero gracias a la tecnología desarrollada y a la confianza creciente de la gente, se ha logrado reducir el monto mínimo a tan solo 500 pesos.

En este sentido, la fintech ha buscado diversificar los proyectos disponibles para ofrecer oportunidades que trascienden fronteras, logrando en 2021 ser la primera plataforma en su tipo en publicar oportunidades en Estados Unidos. Primero, la remodelación de un Hotel en Tampa Bay, para sumar después un local comercial en Manhattan y, recientemente, un conjunto de multifamiliares en las principales ciudades de Texas.

Ante el inminente auge del sector fintech, uno de los principales retos que ha experimentado briq.mx ha sido mantener la calidad de los proyectos que comparte, al mismo tiempo que su enfoque a largo plazo, sobre todo, considerando que algunas empresas suelen crecer desenfrenadamente sin mucho orden, lo que puede aparejar un problema con su sostenibilidad en el tiempo.

“Pensar con mira a largo plazo es muy relevante, porque no es lo mismo dar rendimientos de 15% o más en un año, que darlos constantemente durante varios años; es algo que solo los bienes raíces logran”, agregó Alberto Padilla.

Algo que estará disponible en un futuro próximo -y que es muy esperado por los inversionistas- es la puesta en marcha del mercado secundario, una opción de liquidez que briq.mx brindará a los inversionistas de la plataforma, con el fin de que puedan vender o comprar participaciones de los proyectos publicados a través de ella. Con esta acción, la empresa refrenda su compromiso de continuar implementando buenas prácticas en el sector.