• Según datos de la STPS, se calcula que 11 por ciento del gasto destinado a la atención de discapacidades laborales está relacionado con trastornos mentales

  • Los problemas asociados al estrés, la fatiga crónica y la ansiedad dejan pérdidas anuales de 16 mil millones de pesos en las empresas.

Este 10 de octubre se conmemora el día mundial de la salud mental, la Organización Mundial de la Salud lanza en su página de internet el siguiente mensaje:

“La pandemia de COVID-19 ha tenido un gran impacto en la salud mental de las personas. Algunos grupos, como los trabajadores de la salud y otros trabajadores de primera línea, los estudiantes, las personas que viven solas y las que tienen afecciones mentales preexistentes, se han visto especialmente afectados. Y los servicios de atención para los trastornos mentales, neurológicos y por consumo de sustancias se han visto considerablemente interrumpidos.”

Para Natalia Lavalle, Directora de psicología para el reclutamiento, de la plataforma Hitch, la cual hace uso de Inteligencia Artificial en los procesos de reclutamiento, un punto importante es tomar en cuenta la salud mental en el entorno laboral, la cual se ve impactada por todo el ambiente que las empresas generan, un ambiente en el trabajo sano se traduce en empleados con salud mental estable.

En 2012, a través del informe Sick on the job? Myths and realities about mental health at work, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señaló que uno de cada cinco trabajadores sufre un problema de salud mental.

“Desde el reclutamiento de los colaboradores hay factores que nos pueden guiar sobre la salud mental de una persona, podemos tomar como base el nivel de resiliencia y el nivel de adaptabilidad, la tecnología de la plataforma de Hitch es capaz de identificar estas variables y así seleccionar a una lista de los candidatos que mejor cumplan con el perfil requerido para cada puesto y apegado a los valores de cada empresa, así la Inteligencia Artificial juega un papel importante en la selección de personal”, declara Natalia.

NOM-035 y estrés en el trabajo.

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) calcula que 11 por ciento del gasto destinado a la atención de discapacidades laborales está relacionado con trastornos mentales, lo que podría elevarse a 15 por ciento en años próximos, de ahí la importancia de poner en marcha programas sólidos que permitan atender esta realidad entre los trabajadores. Se estima que los problemas asociados al estrés, la fatiga crónica y la ansiedad dejan pérdidas anuales de 16 mil millones de pesos en las empresas.

La NOM-035 es una norma que busca establecer los elementos para identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosociales, así como para promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo. Fue publicada en el Diario Oficial de la Federación en el 2018

El objetivo de esta norma es que los empleadores identifiquen y analicen los factores de riesgo psicosocial y laboral relacionados directamente con la salud de sus colaboradores, y que la pueden deteriorar, por ejemplo: un ambiente de trabajo inseguro, condiciones insalubres y ritmo de trabajo acelerado.

En cuanto a salud mental se refiere, la NOM-035 pone énfasis en las relaciones laborales, considera como violencia laboral el hostigamiento, los malos tratos, el acoso físico o psicológico, y en este último se incluye el descrédito, insultos, humillaciones, marginación, indiferencia, comparaciones destructivas, rechazo y amenazas.

Natalia Lavalle nos comenta que las posibles consecuencias del estrés laboral son:

  • Baja en la productividad laboral

  • Disminución en la calidad de vida

  • Aparición de enfermedades físicas y/o mentales

  • Trastornos de depresión y ansiedad