La jefa del SAT, Raquel Buenrostro Sánchez y el administrador general de Grandes Contribuyentes, Antonio Martínez Dagnino, se reunieron con representantes de diversas cámaras y asociaciones del sector privado con la finalidad de dar a conocer el “Plan Maestro de Operación 2021” de la Administración General de Grandes Contribuyentes, el cual tiene como objetivo incrementar la recaudación de los grandes contribuyentes a través de la mejora en el proceso de fiscalización en un marco de legalidad, seguridad jurídica y apertura al diálogo con el contribuyente.

El Plan Maestro centra sus objetivos en la implementación y mejora de las siguientes acciones:

  • Actos nuevos. Aplicar métodos ágiles en casos que fueron exitosos en el cobro durante ejercicios anteriores, priorizando los sectores económicos con utilidades durante 2020. Fiscalización estratégica en materia del impuesto sobre la renta, impuesto al valor agregado y derechos.
  • Actos en proceso. Continuar incentivando la autocorrección en las auditorías en proceso a través de la inclusión de argumentos claros y sólidos que permitan el acercamiento de los contribuyentes. De igual forma, se está haciendo uso intensivo de las herramientas de programación y fiscalización establecidas en las reformas fiscales de 2019 y 2020, así como del intercambio de información internacional para la detección de cuentas en el extranjero.
  • Créditos fiscales en recursos de revocación. Evitar que el recurso de revocación sea visto como una segunda parte de la auditoria y así acortar los tiempos para su resolución. Se priorizarán los recursos de revocación en donde sea susceptible lograr la corrección voluntaria de la o el contribuyente y evitar litigios costosos y prolongados.
  • Control de saldos. Programar auditorías profundas cuyo origen sean las irregularidades identificadas en la dictaminación de saldos a favor del impuesto sobre la renta e impuesto al valor agregado.
  • Liquidaciones. Revisar de forma constante la suficiencia y viabilidad de la garantía otorgada a fin de garantizar el crédito fiscal determinado.

El SAT reitera su compromiso de brindar seguridad jurídica para los contribuyentes en el marco del abc institucional de: aumentar la recaudación, bajar la evasión y elusión fiscal y combatir la corrupción.