• Los beneficios de las SIEFORE Generacionales son resultado de adecuar la relación riesgo-rendimiento.
  • Las AFORE cuentan con un régimen de inversión establecido y supervisado por la CONSAR.
  • El Ahorro de Trabajadores jóvenes cuenta con estrategias de inversión más agresivas, al contar con plazos mayores de crecimiento.

Especialistas coincidieron que el régimen de inversión de las AFORE ha sido clave para maximizar los rendimientos de los recursos de los Trabajadores del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), que en la actualidad cuenta con más de 69.1 millones de Cuentas Individuales, e impulsar el desarrollo del país.

Carlos Fernández Márquez, experto de la Subdirección de Inversiones de PENSIONISSSTE, resaltó que desde diciembre de 2019 -cuando entró en operación el nuevo mecanismo de SIEFORES Generacionales- las Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORE) han permitido diversificar las inversiones en un amplio portafolio de instrumentos financieros.

Hoy en día no solo se invierte en valores gubernamentales, sino también en Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces (Fibras), capital privado, instrumentos estructurados o mercancías para “preservar el capital de los mismos ahorradores y, al mismo tiempo, obtener un factor multiplicador en los rendimientos o ganancias”, apuntó.

Sostuvo que estos beneficios “de largo plazo” son resultado de adecuar una relación riesgo-rendimiento conforme la edad del Trabajador, debido al resultado de pasar de una estructura de inversión más lineal a una más dinámica.

“Esto implica que las inversiones, generadas en sus propios fondos, van a acompañarlas durante la vida laboral del Trabajador”, explicó el funcionario en el webinar “En Línea Contigo”, que en su novena edición AFORE PENSIONISSSTE realizó en conjunto con el Grupo Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Para Gerardo Aparicio Yacotu, director de Cultura Financiera de la BMV, las inversiones de las aportaciones a las Cuentas Individuales -tanto de la cotización obligatoria como las contribuciones voluntarias- han permitido canalizar los recursos a actividades productivas para generar nuevas empresas y empleos, carreteras, edificios u otras.

Además, indicó que todos los instrumentos de las Sociedades de Inversión Especializadas de Fondos para el Retiro (SIEFORES) Generacionales cuentan con un determinado régimen de inversión establecido y supervisado por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR).

Ejemplificó que para los Trabajadores jóvenes se pueden tener estrategias de inversión más agresivas respecto a aquellos de mayor edad y, por consiguiente, los rendimientos tienden a incrementarse con el paso de la vida laboral.

Aparicio Yacotu subrayó que las aportaciones de los Trabajadores fluyen en un círculo virtuoso porque son utilizadas para impulsar proyectos productivos y de infraestructura que contribuyen a la creación de empleos formales y, a su vez, generan rendimientos atractivos a los ahorradores.

“Sin duda, desde 1997 a la fecha, el objetivo de las adecuaciones (de las SIEFORES) es tratar de procurar el patrimonio de las personas cuando llegue el momento de pensionarse y, obviamente, tener libertad financiera sin depender de la cantidad de hijos que tuvo o de otras alternativas”, añadió.

El 16 de diciembre de 2019, y de acuerdo con la normativa emitida por Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR), entró en operación el nuevo mecanismo y las SIEFORE pasaron de cinco a 10, con base en el año de nacimiento de cada Trabajador.