• Se observan mejoras graduales en los indicadores macroeconómicos y crediticios: el otorgamiento de créditos en 2021 empieza a tener dinamismo.
  • Las carteras de crédito alcanzaron un punto de inflexión: ya se observan mejoras en la demanda.
  • Durante el “Hot Sale 2021”, la facturación promedio diaria creció un 39%.
  • A nivel regional y sectorial, las carteras de crédito al sector privado han crecido, lo que representa una buena señal para la economía.
  • La banca continúa apoyando a sus clientes lo que se refleja en menores niveles de morosidad comparados con otras crisis.
  • México debe aprovechar las oportunidades de crecimiento de sus socios comerciales para potenciar el crecimiento económico interno.
  • Las elecciones tuvieron una enorme participación ciudadana con lo que se fortalece la democracia y se refrenda la capacidad del INE como órgano constitucional autónomo y ciudadano.

La recuperación económica ya está en marcha y la banca está lista para impulsarla, aseguró el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Daniel Becker Feldman, en  videoconferencia de prensa.

El crédito al sector privado sigue los movimientos del Producto Interno Bruto (PIB) en México, pero con un retraso de 9 meses, por lo que debemos aprovechar la fuerte recuperación económica en Estados Unidos y otros socios comerciales para atraer la inversión e incentivar el crecimiento económico interno.

Becker aseguró que las expectativas se mantienen al alza, pues hay mayor confianza en las empresas y los consumidores, como lo reflejan los índices que publica el INEGI. En este sentido, destacó la fortaleza de algunas variables macroeconómicas como la estabilidad en el tipo de cambio, el bajo nivel de tasa de interés y el grado de inversión en la calificación de riesgo
soberano; así como la recuperación del empleo formal, la inversión fija bruta y otros indicadores económicos.

Como resultado, señaló, aunque en abril de 2021 se registró una disminución anual del crédito al sector privado por el crédito a las empresas, al eliminar el efecto cambiario, se alcanzó un punto de inflexión y comenzó la recuperación: en el margen (variaciones mensuales), el crédito al sector privado tuvo una variación mensual positiva de 0.1%, impulsado por el crédito a la vivienda, con variación mensual de 0.6% y la inflexión en el crédito al consumo, que pasó de  -2.4% en abril de 2020 a -0.2% en abril de 2021.

El presidente de la ABM aseguró que muestra de ello es que, al primer trimestre de 2021, se registró un aumento respecto al cuarto trimestre de 2020, en el porcentaje de empresas que demandaron nuevos créditos bancarios. Por su parte, el crédito a la vivienda mantuvo un buen ritmo de crecimiento, con una variación anual de 9.3% con un saldo de $1,018 miles de millones
de pesos en abril de 2021, asociado a bajas tasas de interés, productos innovadores por mayor competencia, expectativas de mayor recuperación e incremento en el pago de pasivos para mejora de condiciones crediticias.

Acompañado del Comité de Dirección, integrado por el presidente ejecutivo Rodrigo Brand y los vicepresidentes Eduardo Osuna, Adrián Otero, Julio Carranza y Raúl Martínez-Ostos, Becker Feldman afirmó que, en cuanto al crédito al consumo, la aceleración de su recuperación dependerá principalmente de la velocidad de vacunación y la generación de empleos.

Sobre esto, el dirigente de la Asociación indicó que los consumidores comienzan a incrementar su gasto y disminuir su ahorro, contrario al año pasado en el que prefirieron ahorrar para mantener liquidez ante la incertidumbre. Muestra de ello fue el “Hot Sale 2021”, que provocó que la facturación promedio diaria de tarjetas incrementara en 39% en el pasado mes de mayo.

También comentó que, a nivel regional, se observa una recuperación en el crédito al sector privado en lo que va de 2021, pues se observa un mayor dinamismo en gran parte del territorio nacional tanto en crédito al consumo y crédito a la vivienda, como el crédito a las empresas.

Sobre este último, recordó que varía por sectores, sin embargo, ya comienzan a recuperarse algunos, principalmente los asociados con el esparcimiento. Todo esto es una señal positiva para la economía.

Los indicadores de calidad continúan reflejando que la banca se mantiene fuerte y sólida, lo que permite mantener la oferta de crédito y contribuir a la estabilidad macroeconómica del país, dijo, con lo que el gremio cuenta con $1.3 billones de pesos disponibles para prestar a proyectos viables, familias y empresas.

A ello se suma que, con las reestructuras, la banca ha beneficiado a más de 1.25 millones de clientes, con una cartera reestructurada de $405 mil millones de pesos, que permitieron atenuar el incremento en la morosidad, como respuesta favorable de los clientes, con lo que, comparado con otras crisis, el Índice de Morosidad (IMOR) se comportó mucho mejor, apoyado también por una regulación prudencial y mejor administración de riesgos.

Daniel Becker afirmó que las proyecciones de crecimiento global se mantienen positivas y México no es la excepción, por lo que se espera que gradualmente se reactive también el crédito.

Ante esto, indicó que la banca en México continuará apoyando a sus clientes y está lista para atender la demanda permanente de crédito e impulsar la recuperación económica nacional, con visión social e incluyente.

Becker concluyó reconociendo que las elecciones tuvieron una enorme participación ciudadana con lo que se fortalece la democracia y se reconoce la capacidad e imparcialidad del INE, como un órgano constitucional autónomo y ciudadano.