Poco después de cumplirse un año del confinamiento derivado del COVID-19, diferentes sectores en México comienzan a enfrentarse a diversas consecuencias, tal es el caso de la banca mexicana.

Y es que, datos otorgados por la Asociación de Bancos de México (ABM), el mercado hipotecario presentó una contracción en el número de créditos del -3.9% y en el monto otorgado de -0.1% durante enero de 2021. Aun con lo mencionado, la Banca Comercial ha mostrado un crecimiento positivo en términos del monto otorgado, pasando de MXN 12.9 mil millones en enero de 2020 a MXN 13.8 mil millones en enero de 2021.

Para Rodrigo Padilla Quiroz, Director General de Banco Inmobiliario Mexicano, estas noticias, se convierten en un incentivo que refuerza su compromiso de seguir apoyando a la banca mexicana, aún en tiempos convulsos.

“Al cierre de febrero de 2021, con una participación del 7.2% que equivale a MXN $6,970 millones, BIM mantiene la sexta posición de un total de 19 instituciones de Banca Múltiple con una cartera total de MXN $97,353 millones destinados a créditos puente para la construcción de vivienda, comerciales y de servicios”; manifestó Rodrigo Padilla Quiroz, Director General de BIM.

Así también, en febrero de 2021, los créditos destinados a la construcción de vivienda participaron con el 78.1% del total de los créditos puente y el 21.9% restante, corresponde a créditos para la construcción de inmuebles comerciales y de servicios.

El crédito al consumo y el crédito a las empresas mantuvieron su tendencia a la baja en los primeros dos meses del 2021, mientras que el crédito a la vivienda logró presentar crecimientos”; finalizó Padilla Quiroz, Director General de BIM.

Bajo este escenario, instituciones como BIM, hacen esfuerzos para crear ambientes de crecimiento saludables, con la certeza de que la banca mexicana se irá recuperando en los próximos meses.