Tener un presupuesto bien elaborado, siempre será una herramienta útil para todos, entre más se apegue a la realidad, mejor; esto nos ayudará a controlar los resultados: Jorge Ventura. 

Si vivimos en un condómino o edificio deberíamos saber que año con año se realiza un presupuesto anual que obedece a que se cumplan ciertos objetivos y que deben ser previstos antes de que culmine el año. Aunque es necesario recalcar que deben establecerse planes a corto mediano y largo plazo, ¿lo sabías? 

Este presupuesto es responsabilidad de nuestra administradora o administrador; sin embargo, como vecinos nos corresponde saber en qué se están empleando los pagos de mantenimiento, así como las cuotas por multas, por mencionar algunos. 

Tener un presupuesto bien elaborado, siempre será una herramienta útil para todos, entre más se apegue a la realidad, mejor; esto nos ayudará a controlar los resultados y así, podremos medir, así como revisar lo que se planeó y nos ayudará a ser más efectivos en nuestros objetivos y su ejecución, comenta Jorge Ventura, Director Comercial de ComunidadFeliz.mx. 

¿Cómo se elabora este presupuesto anual? 

Antes de elaborarlo, nuestro administrador tiene que identificar los elementos para hacerlo, dos de los más importantes son: 

  • Gastos proyectados, son los que definen hasta cuánto pueden ascender los gastos, los presupuestos son un plan de estimación, para esto hay que considerar los gastos fijos y los gastos variables, entre estos están los sueldos de los trabajadores, los capitales de ahorro y reemplazo, para emergencias o algún tipo de reparación esporádica. 
  • Los ingresos estimados hacen referencia a la cantidad de dinero con la que se contará o con la que se espera tener para el siguiente año fiscal, es importante considerar no solo cuotas de mantenimiento, si no también cuotas extraordinarias o cualquier otro ingreso que se tenga proyectado. 

Es importante señalar que los gastos fijos se determinan basados en años anteriores, son gastos no variables que siempre serán los mismos. Por ejemplo: sueldos de personal, manutención de instalaciones, pago de servicios, entre otros. Mientras que los gastos variables no son precisos, dependen de otras situaciones que pueden aumentar estos gastos, como contratación de servicios extraordinarios o inflación, por eso es importante estimar lo más que se pueda dentro del presupuesto, enfatiza el directivo. 

Como vecinos estamos en pleno derecho de saber cómo se arma este presupuesto y cómo se ejerce, además administradores y condóminos podemos apoyarnos en plataformas como ComunidadFeliz.mx para hacer todos los procesos mucho más transparentes.