• En el marco del “Día de la Tierra” o “Earth Day” (22 de Abril) cuyo objetivo es concientizar a todo el mundo sobre la necesidad de proteger el medio ambiente y la conservación de la biodiversidad. La farmacéutica estadounidense Amgen aprovecha para anunciar el lanzamiento de su nuevo plan de sustentabilidad ambiental que durante siete años implementará lo que se llama neutralidad de carbono (o huella de carbono cero), que es entendido como el uso responsable de sus recursos en manufactura y operaciones, para así, no producir un daño al medio ambiente. El plan también contempla generar otros beneficios, como por ejemplo: reducir el consumo de agua en un 40 % y el desecho de residuos en un 75 %.

Amgen (NASDAQ:AMGN) anunció el lanzamiento de un nuevo plan de sustentabilidad ambiental de siete años que incluye el compromiso de alcanzar la neutralidad de carbono (o huella de carbono cero), así como reducir el consumo de agua en un 40 % y el desecho de residuos en un 75 %.

“Como compañía dedicada a la ciencia cuya misión es atender a los pacientes, sabemos el impacto profundo que el cambio climático está teniendo en la salud humana alrededor del mundo”, dijo Robert A. Bradway, presidente del consejo y CEO de Amgen. “Nuestros nuevos compromisos amplían el alcance de nuestros logros anteriores e impulsan el liderazgo continuo de Amgen en sustentabilidad ambiental a favor de nuestros pacientes, personal, accionistas y comunidades”.

Desde el 2007, Amgen ha implementado proyectos que han permitido reducir las emisiones de carbono en un 33 %, el consumo de agua en un 30 % y la generación de desechos en un 28 %. Estas reducciones se lograron aun cuando la compañía aumentó la capacidad de producción, expandió su presencia a más de 100 países e incrementó considerablemente los ingresos.

Amgen invertirá más de USD $200 millones para cumplir estos objetivos ambientales en el 2027, y espera que dicha inversión le ayude a no solo ser más sustentable, sino también más flexible y productiva, lo que permitirá reducir los costos operativos a partir de esas eficiencias durante el mismo periodo. La compañía se enfocará en el uso de tecnologías innovadoras para reducir de manera significativa las emisiones de carbono de sus propias operaciones, así como en el uso de fuentes de energía renovable. Por ejemplo, la nueva planta de biofabricación de Amgen en Singapur emite un 70 % menos de carbono que las plantas de biofabricación tradicionales. La compañía ha construida una segunda planta de este tipo en Rhode Island, EE. UU.

Respecto a las operaciones en las que no se pueden eliminar las emisiones de carbono, Amgen invertirá en proyectos de sustentabilidad que capturen o eviten las emisiones de gases de efecto invernadero. Asimismo, Amgen colaborará con sus proveedores para promover la reducción de emisiones de carbono a lo largo de su cadena de valor.