UKG (Ultimate Kronos Group), el proveedor líder mundial de soluciones de gestión del capital humano (HCM), nóminas, prestación de servicios de Recursos Humanos y administración de la fuerza laboral, ha anunciado hoy sus Megatendencias de Recursos Humanos para 2022.

Cada año, un equipo internacional de expertos  de UKG, líderes de pensamiento y científicos sociales se asocian para reflexionar sobre los avances del año anterior, evaluar las implicaciones para las organizaciones y los equipos de Recursos Humanos  y tratar de predecir cómo estas fuerzas darán forma a la industria en el próximo año. UKG ha identificado tres megatendencias de RRHH que impactarán a las organizaciones a escala global en 2022: la creciente dependencia de los trabajadores de cuello gris, la necesidad de un liderazgo ético y la agilidad del cumplimiento.

La creciente dependencia de los trabajadores de cuello gris

Tradicionalmente, los empleados se han dividido en dos grupos: trabajadores de cuello blanco y trabajadores de cuello azul. A menudo, el trabajador de cuello gris se encuentra en la intersección de la tecnología y los servicios, con elementos de los aspectos de cuello blanco y azul en el papel, por lo que posee una combinación de habilidades técnicas y físicas, lo que hace que el trabajo sea difícil de automatizar. La importancia, la prevalencia y la influencia del trabajador de cuello gris está creciendo a medida que más campos de cuello azul pasan a la categoría de cuello gris. En 2022, UKG predice que los empleadores tendrán dificultades para contratar y retener al trabajador de cuello gris como resultado de “La Gran Resignación” y la escasez de participación laboral global resultante de la pandemia de COVID-19.

“Los empresarios deben replantearse su enfoque para la contratación de trabajadores de cuello gris, ya que su naturaleza altamente cualificada y ágil exige una remuneración elevada y flexibilidad”, afirma el Dr. Jarik Conrad, vicepresidente de Human Insights y HCM Advisory de UKG. “También deberían reevaluar los requisitos de titulación, como una barrera a las oportunidades, ya que muchas funciones de cuello gris son únicas y requieren una importante formación en el puesto de trabajo, lo que hace que la educación superior sea potencialmente innecesaria. Repensar el proceso de entrevista también podría ser beneficioso, ya que la tradicional entrevista conversacional puede no ser apropiada; en su lugar, una evaluación de las habilidades técnicas puede ajustarse mejor a la evaluación del candidato. Los empresarios también pueden considerar la posibilidad de reconvertir a los colaboradores existentes en trabajadores de cuello gris a través de aprendizajes y formaciones específicas para el puesto de trabajo, con el fin de cubrir el vacío laboral y propiciar el crecimiento de los empleados dentro de la organización.”

Ética de Liderazgo

Dado que la pertenencia, diversidad, equidad.  Inclusión e impacto ambiental se han convertido en consideraciones fundamentales en el lugar de trabajo, los líderes ya no pueden esperar aumentar el valor de los accionistas sin escalar los valores compartidos, porque la misión y margen, beneficio y principios, éxito e importancia están ahora vinculados. La pandemia de COVID-19 ha amplificado y acelerado esta necesidad: Las organizaciones pueden y deben invertir en el fomento de una cultura de liderazgo moral y ético.

La confianza, transparencia, escucha y compromiso con la acción estarán en lo más alto de las listas de prioridades de las empresas en 2022, siendo la confianza y la transparencia los imperativos fundamentales que permitieron a las organizaciones capear la pandemia del COVID-19. 

“Valorar las relaciones y las voces de los empleados, confiar en ellos en el nuevo mundo del trabajo virtual y a distancia, anteponer las personas a los beneficios y sobre-comunicar en los momentos difíciles son los primeros ingredientes de la receta del éxito ético”, dijo Conrad. “Las organizaciones que se apoyen en estos pilares, sigan invirtiendo en el fomento de una cultura de liderazgo moral y se comprometan con un cambio accionable seguirán teniendo éxito en el nuevo año”.

La Agilidad de Cumplimiento

Es esencial que las organizaciones sigan adoptando un enfoque proactivo para el cumplimiento de normas antes de que ésta les obligue a hacerlo. Por ejemplo, muchas constituyeron políticas de trabajo desde casa al principio de la pandemia, adelantándose a los mandatos oficiales de salud y gobierno. Con las empresas moviéndose más rápido que nunca y sofisticando sus enfoques de planificación y procesos organizacionales, las empresas de alto rendimiento pueden aplicar esta práctica cuando se trata del cumplimiento.

“Las grandes organizaciones que han prestado mucha atención a las tendencias del sector y al sentimiento del público entienden que las sanciones a largo plazo de ser vistas como incapaces o no dispuestas a adaptarse son mucho peores que cualquier multa a corto plazo”, dijo el Dr. Conrad. “El cumplimiento ágil significa ir más allá de cumplir para dar forma a las propias tendencias”.

Los héroes de Recursos Humanos y de liderazgo de 2022 priorizarán el bien sobre la codicia, invirtiendo en lo que es correcto para sus empleados y clientes, como la implementación de iniciativas significativas en materia medioambiental, social, de gobierno corporativo y el uso tecnología moderna para colaborar en sus objetivos empresariales y ayudarles, no solo a seguir cumpliendo, sino también a proporcionar datos útiles para seguir actuando en sus esfuerzos. Serán transparentes en sus compromisos para demostrar que no se limitan a seguir la política mínima, sino que crean resultados procesables, invitando a sus compañeros a unirse a la revolución por el bien del sector.

“Los últimos dos años han sido extremadamente difíciles para las organizaciones de todos los tamaños, y hemos visto resultados notables de aquellas empresas que hicieron lo correcto para su gente, sus clientes y sus comunidades en general”, dijo el Dr. Conrad. “En 2022, las empresas de alto rendimiento se apoyarán en su compromiso con el cambio, modificando la forma de contratar a los empleados, cambiando el status quo a través de un liderazgo más ético e inclusivo, y cambiando la mentalidad para pasar de abordar el presente a invertir en el futuro. Creemos que el año que se avecina es brillante, e invitamos a todas las organizaciones a comprometerse con el cambio necesario para un futuro laboral aún más brillante.”