• Las ventas por e-commerce propio pueden significar para un restaurante un crecimiento del 10% semanal, de acuerdo con la aceleradora de negocios de la startup chilena Justo.

La industria restaurantera mexicana necesita aplicar nuevos aprendizajes para fortalecer la resiliencia del sector. Uno de los más importantes es recordar que el nuevo “ubicación-ubicación-ubicación” está en una página propia, con la que puedan obtener datos de sus clientes, fortalecer su fidelización y dar retroalimentación inmediata y directa. 

“Los restaurantes siguen considerando la ubicación física como un elemento clave cuando los cambios en el consumo de los clientes, los nuevos esquemas híbridos de trabajo y el fortalecimiento del e-commerce replantea al sector cómo fortalecer su presencia digital, con datos e información que no dependa de terceros”, explicó Atenea González, Country Manager en México de la startup chilena Justo. 

Dado que el perfil de los consumidores mexicanos es cada vez más digital, es fundamental apostar por una una página web rápida, fácil de usar, fácil para volver a comprar, y que provea información de la ubicación de las entregas, ya que cuando hay una integración ágil, sencilla y transparente en un solo sitio que permita desde revisar cómodamente la carta del lugar hasta la recepción de la comida, hay un incremento de ventas de hasta 10% semanal para el negocio. 

Lo ideal será que los restaurantes puedan avanzar en su digitalización privilegiando mediciones adicionales a las tradicionales, como la optimización de los distintos procesos: desde el marketing digital, la segmentación de la carta, nuevas líneas de negocios, gestión de rutas y envíos más eficientes. 

Al tener una plataforma autoadministrable, los restaurantes también pueden tener una mejor retroalimentación de sus clientes, con la oportunidad de resolver dudas o malentendidos de manera personalizada; así como solicitar a los comensales comentarios positivos sobre su experiencia, permitiendo una mejor interacción con potenciales clientes.