Los escenarios virtuales como herramienta indispensable para conocer mejor a los compradores

El 14 de marzo de 2021 se cumplió un año del decreto de estado de alarma por COVID-19 y durante este tiempo hemos cambiado muchas cosas, entre ellas, nuestra forma de comprar. Los primeros cambios vinieron derivados de las restricciones de movilidad y de la necesidad de adaptarnos a las nuevas medidas de seguridad. Pero poco a poco, estos nuevos hábitos de compra se han ido normalizando.

“Si antes de la COVID-19 sabíamos que las compras por internet estaban afectando también a nuestra forma de acercarnos a las tiendas físicas, con el boom obligado de este canal causado por las restricciones y la necesidad de las compañías de acercarse a los compradores, asistimos a una consolidación de la tercera era del digital retail” explica Cristina Pérez Muñoz Profesora colaboradora del Grado en Marketing e Investigación de Mercados, de los Estudios de Economía y Empresa de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

Al menos así lo manifiesta el 91% de los compradores (Encuesta Kantar Shopperscape, 2021), que espera que las marcas ofrezcan un mundo de experiencias globales en un mundo conectado. “Más allá del entorno de compra, otros ámbitos como el teletrabajo, las plataformas de conocimiento digitales, las plataformas de streaming, etc., nos han ayudado a familiarizarnos con las pantallas: con lo virtual y lo digital” indica la profesora de la UOC.

Ante esta nueva realidad, los fabricantes y las marcas tienen que seguir profundizando en el conocimiento de los compradores y afrontar una nueva etapa asegurando la elección de sus productos y marcas en el mayor número posible de cestas. Para Pérez, “Necesitarán ‘acertar’ en lo que quieren decir a sus clientes, cómo quieren decirlo, qué promociones serán las que más conviertan, qué comunicaciones serán más eficaces y cómo alinearse mejor con las decisiones de los compradores, entre otros aspectos”

Nuevas herramientas digitales para conocer al consumidor

Para ahondar en este conocimiento del consumidor y conocer sus opiniones acerca de cómo prefieren ver los productos en su tienda favorita, o qué es lo que realmente les importa en esos momentos, se han desarrollado nuevas herramientas de investigación, como los lineales virtuales.

 Para la experta de la UOC, “Seguramente hace un año hubiéramos pensado en este tipo de herramienta únicamente para cubrir determinados objetivos. Sin embargo, en estos momentos en los que las herramientas digitales forman parte de nuestro día a día, en el mundo de la distribución el uso de los escenarios virtuales se convierte en un instrumento indispensable para organizar lineales que respondan a los árboles de decisión de compra de los consumidores, decidir activaciones en el punto de venta – como promociones, cartelería, o incluso distribución-, etc.”

Y no sólo podemos pensar en su aplicación en supermercados o hipermercados, sino que este tipo de herramienta se puede utilizar también en entornos de gasolineras, concesionarios de coches, restaurantes, cafeterías, farmacias, tiendas de electrónica, entre otros.