Si bien muchos proyectos quedaron en suspenso en el 2020 debido a la pandemia, esto permitió a las organizaciones a nivel global, que aquellos proyectos que sí avanzaron pudieran optimizar su ejecución con respecto al año anterior, como lo revela la encuesta Pulse of the Profession® 2021, logrando al mismo tiempo que generaran valor, impulsaran el cambio y mejoraran su desempeño.

A pesar de la pandemia, los proyectos terminados arrojaron cifras positivas:

  • 73% cumplieron las metas (69% en 2020)
  • 62% se completaron dentro del presupuesto (59% en 2020)
  • 55% se concluyeron a tiempo (53% en 2020)

Este estudio realizado por el Project Management Institute (PMI), asociación líder mundial en dirección de proyectos, revela que muchas organizaciones también se vieron obligadas a realizar cambios en sus negocios en áreas como la transformación digital, la estrategia, la adaptabilidad, la innovación y la eficiencia, que también habrían ayudado a impulsar el éxito del proyecto. Lo que queda claro es que hay un cambio fundamental en la manera en que las organizaciones líderes y sus equipos planifican y ejecutan sus iniciativas.

Las organizaciones no solo se volvieron más inteligentes, sino que actuaron de manera más inteligente para lograr los resultados deseados. Así, la inversión desperdiciada debido al mal desempeño del proyecto se redujo a 9.4% desde 11.4% del año pasado; y, el 61% de los profesionales encuestados informaron que su organización había visto ganancias de productividad en el 2020, en comparación con los 12 meses anteriores.

La encuesta también reveló la aparición de un grupo de organizaciones de alto rendimiento que PMI llama “empresas de gimnasia“, las cuales se centran más en los resultados que en el proceso, combinan la estructura y la gobernanza, con la capacidad de flexionar y pivotar. Lo hacen al capacitar a todos los empleados para que impulsen el cambio mediante el desarrollo de una cartera integral de habilidades.

De hecho, estas organizaciones vieron el 9% de la inversión desperdiciada debido a un desempeño deficiente del proyecto, en comparación con el 10.5% de las organizaciones que utilizaron métodos tradicionales.

A medida que el mundo se reabre y las vacunas se vuelvan más accesibles, las empresas deberán ir más allá para seguir siendo competitivas en el ecosistema del nuevo trabajo, en el que deberán adoptar un enfoque “gimnástico”, es decir, una actitud flexible o estructurada según lo requiera la situación; priorizar la transformación digital y el uso de tecnologías; desarrollar a los empleados para aumentar sus habilidades; y, centrarse en los resultados, independientemente de los procesos utilizados para lograrlo.

Al permitir que los empleados trabajen de manera más inteligente, eleven sus habilidades de poder y desarrollen perspicacia comercial, las organizaciones de gimnasia brindan valor financiero y social, independientemente de los desafíos que se les presenten“, dijo Mike DePrisco, director de operaciones de PMI.

La transformación digital fue el área de cambio empresarial más reportada por las organizaciones en 2020 (68%), lo cual indica que la integración de las tecnologías adecuadas que sirvan a un propósito específico o resuelvan un punto débil, ayudará a las organizaciones a prosperar en el nuevo ecosistema de trabajo.

Por otro lado, el 60% de los profesionales encuestados dijeron que su organización utilizó soluciones en la nube en 2020 para administrar proyectos, y casi la mitad citó un mayor uso de Internet de las cosas (47%) y de inteligencia artificial (IA) (46%). De hecho, un tercio de los profesionales encuestados informa que su organización está dando prioridad a la adopción de herramientas impulsadas por IA en toda la empresa.

Para leer el informe completo en línea acceda a: Pulse of the Profession® 2021 donde podrás descargar el informe en diversos idiomas.