• En 2020, el comercio electrónico generó en México un total de 316,000 millones de pesos.
  • Una de las razones por las cuales los mexicanos prefieren las compras online es que encuentran productos que no están disponibles en una tienda física.
  • Con un 60%, en abril de 2020 la compra online de alimentos destacó entre las preferencias de los consumidores.

El comercio electrónico generó en 2020 un total de 316,000 millones de pesos, lo que representa un nueve por ciento del total del canal de menudeo en el país y un crecimiento del 81 por ciento comparado con 2019, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Con un 60 por ciento, en abril de 2020 la compra online de alimentos destacó entre las preferencias de los consumidores, así como los medicamentos (42 por ciento), tecnología (18 por ciento), medios y entretenimiento (16 por ciento), salud y bienestar (13 por ciento), belleza y cuidado personal (12 por ciento), bebidas (nueve por ciento), mascotas (10 por ciento), niños y bebés (ocho por ciento), moda y accesorios (ocho por ciento), deportes (cinco por ciento) y muebles-home decor (cuatro por ciento), según el Estudio de Venta Online 2021 de la AMVO.

Héctor Sosa, autor del blog Adiós a tu jefe y experto en la venta de productos en Amazon, comenta que en México y el mundo la tendencia es la venta de productos online, aunque seguirán existiendo las tiendas físicas. “Marketplaces como Amazon, eBay, Mercado Libre, Walmart, las tiendas en línea de las marcas y plataformas de ecommerce como Shopify forman parte de una industria que seguirá creciendo en los próximos 15 o 20 años, entonces creo que si piensas incrementar o diversificar tus fuentes de ingreso para tener salud financiera y eventualmente lograr la libertad financiera, las ventas en internet son una alternativa. Llevo casi seis años vendiendo en Amazon y soy una prueba viviente de que sí funciona, que es muy rentable y viable para todo tipo de persona que esté dispuesta a aprender y a tomar acción”.

Subraya que las condiciones que se viven a consecuencia de la pandemia y los beneficios de los canales digitales son las principales razones que motivan las compras por internet. De hecho, agrega que la AMVO destaca cinco motivos por los cuales los mexicanos prefieren las compras online: encuentran productos que no están disponibles en una tienda física (60 por ciento), reciben sus compras a domicilio (60 por ciento), ahorran tiempo (57 por ciento), evitan aglomeraciones en tienda física (55 por ciento) y pueden comparar precios y variedad antes de comprar (55 por ciento).

Si quieres aprender más para empezar a vender en Amazon, el autor del blog Adiós a tu jefe te recomienda buscar cursos en canales de YouTube, podcasts, blogs y otros medios que te ayudarán a acelerar tu curva de aprendizaje. Asimismo, para evitar errores que te pueden costar tiempo y dinero, durante el mes de agosto Héctor Sosa pone a disposición del público en general un cupón de descuento del 40 por ciento para su Curso AMZ

5 recomendaciones para empezar a vender en Amazon

  1. Vende en México o en Estados Unidos. La venta en ambos países es muy rentable. Tu enfoque puede basarse en comprar productos en México y venderlos en EU, o vender en México y comprar en China. Al final puedes optar por lo quieras, es totalmente válido. 
  2. Investiga qué productos son rentables. Tienes que comprender cómo funciona la investigación de productos rentables para seleccionarlos y venderlos. Esta es la parte más importante, donde se define el 80 por ciento del éxito que tendrá el vendedor. Tienes que revisar tus gustos y preferencias, y dependiendo de eso busca nichos de negocio que puedan tener potencial. Dentro del universo de productos vas a encontrar los que todavía no se venden en Amazon o que se venden pero a través de competidores débiles que no tienen la suficiente variedad o no cumplen al 100 por ciento con las necesidades de los clientes. No se trata de vender productos que ya existen porque vas a entrar en una competencia de precios, debes buscar nichos donde puedas competir con un diferenciador que sea difícil de replicar o copiar. 
  3. Considera el pago de comisiones. Al darte de alta como vendedor tienes que pagar alrededor de 40 dólares al mes, vendas o no. Por listar los productos no te cobran pero cuando vendes tienes que pagar una comisión de alrededor del 15 por ciento sobre la venta y otro 15 por ciento si utilizas la logística para que Amazon reciba tus productos en sus bodegas, los gestione en su inventario, los envíe al cliente y brinde el soporte posventa. Aproximadamente vas a pagar entre el 30 y 33 por ciento de comisiones sobre las ventas. También tienes que pagar una comisión mensual por el storage o inventario que tengas en sus bodegas, el costo dependerá de los pies cúbicos que ocupe tu producto en sus almacenes. Sin embargo, aún con estas comisiones puedes generar un buen margen de ganancia.
  4. Costos por envío y empaquetado. Adicional al costo de tus productos, debes considerar el envío desde tu casa a la bodega de Amazon y el costo de los insumos que vas a necesitar para preparar el empaquetado y las cajas donde vas a guardarlos, sin olvidar la mano de obra que esto implica o el software que puedes comprar para hacer tu investigación de productos. 
  5. Ganancias atractivas. Si haces tu investigación y encuentras productos rentables, por lo regular el margen de ganancia en una venta oscila entre el 30 y 40 por ciento, lo cual cubre tu inversión, incluso, el retorno de inversión puede ser del 100 por ciento sobre cada venta. También considera que al delegar los productos a las bodegas de Amazon ya no tienes que hacer los envíos uno por uno, mientras tanto te puedes enfocar en otros proyectos o en buscar más productos para vender.