Por: Edith Prado, Gerente de Retail de UPS México.

Fue en septiembre de 1991 cuando UPS pisó por primera vez tierras mexicanas con el objetivo principal de convertirse en el aliado estratégico de las empresas nacionales para ayudarlas a llegar cada vez más lejos, poniendo en marcha las mejores soluciones enfocadas en favorecer las cadenas de suministro y operaciones de cada uno sus clientes en beneficio de su rentabilidad.

Años más tarde, la llegada del nuevo milenio marcó un antes y un después en diferentes sectores; los avances de la tecnología nos asombraron dejándonos ver que hacían posible la implementación de soluciones cada vez más innovadoras para contribuir en el progreso de la industria, mientras que el mundo digital evolucionó a pasos agigantados, creando una nueva forma de hacer negocios gracias al comercio electrónico y permitiendo establecer contacto de manera más fácil e inmediata con nuestros clientes.

Actualmente estos avances nos han hecho comprender que, así como en el ecosistema digital es necesario promover conexiones efectivas, también es de suma importancia hacerlo en nuestro entorno físico para lograr el desarrollo de la economía en los diferentes países, ciudades y comunidades que nos rodean.

De esta manera y haciendo honor a una de nuestras creencias básicas sobre el desarrollo de competencias para contribuir al entorno, nos hemos convertido en aliados estratégicos de las empresas mexicanas de todos los tamaños, tanto para llevarlas más allá de las fronteras como para fomentar su crecimiento y fortalecimiento entre sus comunidades.

Un ejemplo de ello, es la iniciativa continua que mantenemos con nuestros socios comerciales de diversos comercios alrededor de la República para que puedan formar parte de nuestra red logística dándose de alta como puntos de acceso para facilitar la entrega de los paquetes destinados a nuestros clientes que no se encuentran en casa; además de promover su negocio entre el público de su localidad e incrementar la oportunidad para cautivar clientes potenciales, representando un aumento en sus ventas. Ya que según datos de AMVO en su estudio de venta online 2021 el 16% de los consumidores prefiere recoger su compra en línea en un centro de distribución y/o tienda física.

Desde su implementación en 2014 hasta el día de hoy, la iniciativa UPS Access Point™, cuenta con alrededor de 620 establecimientos que forman parte de nuestra red global. Desde papelerías, tiendas de conveniencia, abarrotes, florerías, ferreterías, entre otros negocios locales, han contribuido a mejorar la cadena de suministro en diferentes entidades del país, donde el 83% de los paquetes recibidos son recolectados mostrando una identificación oficial del destinatario y solo el 18% de estas entregas son retornadas con un proceso de devolución más práctico tanto para los proveedores como los consumidores.  

Por otra parte, en nuestros Centros de Envíos UPS también ayudamos a cubrir las necesidades de aquellos usuarios que requieren atención personalizada o asesorías para saber cómo realizar un envío nacional o de exportación de manera correcta desde su embalaje hasta su etiquetado, facilitando la entrega segura e íntegra de productos como medicamentos, artesanías y alimentos hasta artículos frágiles o más costosos como los de joyería. En estos puntos de acceso, y en el marco de nuestro aniversario número 30 en México, acabamos de lanzar el programa UPS Lealtad* con el cual, los clientes que se registren pueden disfrutar de descuentos al realizar envíos internacionales, entre otros beneficios exclusivos para miembros. 

Cuando comenzamos este proyecto en la década de los noventa, nuestra red nacional de centros de envío contaba con 15 centros. Sin embargo, hoy orgullosamente hemos logrado un incremento del 573% con 101 Centros de Envío UPS habilitados alrededor de todo el país, manteniendo el contacto cara a cara con quienes comienzan a enviar sus productos a diferentes países, así como aquellos que buscan mantenerse conectados con aquellos que aman mediante envíos de artículos de valor personal. 

Treinta años se dicen fácil, pero significan un gran progreso en la construcción de la confianza con nuestros clientes y asociados, quienes nos han permitido ser parte de su propia historia, eligiéndonos como su aliado y socio estratégico para ayudarlos a llegar cada vez más lejos; lo cual es nuestro motor para continuar promoviendo soluciones e iniciativas que nos permitan lograr un comercio cada vez más justo y equitativo para la sociedad mexicana en el que, sin importar el tamaño de nuestros negocios, la distancia deje de ser un barrera y se convierta en la razón para crear conexiones de valor.