Gracias al impacto que ha ocasionado la pandemia del Covid-19, las transacciones con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) han cambiado de manera importante. De acuerdo a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), con base en la información del Banco de México (Banxico), de enero a junio pasado, el valor de las operaciones con montos de hasta 400 pesos alcanzó 43 mil 549 millones de pesos.

En el análisis se explicó que el número de estas operaciones de baja cuantía mostró un fuerte crecimiento, al alcanzar 240 millones 654 mil registros, equivalente a un alza de 136.5% respecto al primer semestre del año pasado.

Jaime Márquez, director de nuevos negocios de STP, afirma que como bien lo venían detectando, los datos demuestran que las operaciones de hasta 400 pesos representan casi el 30 por ciento de todas las transacciones que se realizan a través del SPEI, lo que significa la disminución del uso de efectivo en pagos de bajo monto entre la población del país. “Esto nos indica que la inclusión financiera es posible en nuestro país, lo cual a su vez generará grandes oportunidades de crecimiento, así como mejorar las condiciones económicas personales y sociales”.

Asegura que “este aumento es producto del uso de las aplicaciones móviles para celulares, así como el hecho de que las personas continúan manteniendo la sana distancia, por su parte, los comercios se dieron cuenta que al realizar el cobro de sus ventas con estas acciones digitales ahorran dinero”

Agrega que en temas de digitalización e implementación de CoDi, STP ha logrado un crecimiento de 5 años en uno. “Se ha invertido en ciberseguridad, banca digital, sistemas robustos, todo esto para mejorar la experiencia del cliente, además de cumplir con un objetivo social muy importante, al bancarizar a los pequeños negocios y lograr disminuir el uso de efectivo”. La tarea sigue siendo colosal pero sin duda se han logrado avances en la materia.

De acuerdo con la Condusef, de las 53.8 millones de personas que tienen una cuenta de depósito asociada a un teléfono celular (apps bancarias), apenas el 17.8% cuenta con la aplicación CoDi, y únicamente el 5.2% de las cuentas validadas se ha realizado al menos una operación de cobro y el 5.9% del pago, actualmente Banxico tiene una campaña de comunicación para que más personas adopten esta forma de pago.

El directivo asegura que para reactivar la economía es necesario el trabajo conjunto entre la banca, las empresas y el gobierno lo cual se verá reflejado en el último trimestre del año.