El robo de identidad es un crimen en crecimiento en el mundo y México no es la excepción. De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), al cierre de 2020 las reclamaciones de los clientes de los bancos por posibles fraudes, robo de identidad, así como operaciones en banca electrónica, sumaron 4 millones 781 mil 840 casos, los cuales significaron pérdidas por 24 mil 870 millones de pesos.

“El creciente uso de la tecnología a raíz de la pandemia ha traído como consecuencia el incremento en ciberataques y crímenes como el robo de identidad, prácticamente cualquier persona que cuente con un dispositivo Smartphone, computadora o tablet puede ser víctima de un robo de identidad. El riesgo aumenta si eres usuario de redes sociales y compartes detalles de tu vida personal dentro de éstas,” comenta Ricardo Alvarado, Director Ejecutivo de Riesgos de Lockton México.

Hay diversas formas en que los criminales pueden obtener la información personal de un usuario, por ejemplo: a través de estados de cuenta que llegan por correspondencia o bien cuando el usuario utiliza una red Wi Fi pública, permitiendo a los delincuentes el acceso a la información personal. Del mismo modo, a través de redes sociales, pueden obtener información confidencial que utilizan para el envío de correos phishing personales diseñados para acceder a la información financiera.

Asimismo, debido a la pandemia por Covid-19 el uso de internet para adquirir mercancías ha crecido significativamente, datos de la empresa OpSec Security señalan que 37% de los consumidores a nivel global han aumentado la frecuencia en que compran la despensa a través de un e-commerce, sin embargo, debido a este comportamiento el intento de vulnerar cuentas ha aumentado, pues el 51% de los consumidores señalan que ha notado un aumento de intento de phishing como resultado.

“Debe de haber más educación en la población en general sobre cómo comprar de forma segura en línea, así como productos que protejan contra este tipo de amenazas. La compra de mercancía a través de un e-commerce, así como el uso de servicios financieros en línea seguirá creciendo e incluso generará cambios a largo plazo en el consumo, es por ello que recomendamos a todos los usuarios de tecnología y con cuentas bancarias que se protejan para disminuir los posibles ataques que pueden traer como consecuencia un gran impacto en su economía,” señala Ricardo Alvarado.

Como respuesta a la necesidad de los usuarios de protegerse contra el robo de identidad y que además puedan obtener asesoría, orientación y respaldo en caso de siniestro, Lockton creó el producto RespaldaT360 Digital Y + mediante el cual un usuario quedará protegido por hasta 50,000 pesos en caso de robo de identidad por un precio asequible, que va entre los 360 hasta los 720 pesos dependiendo del plan contratado.

Los interesados podrán elegir entre el plan Básico que incluye solamente protección por robo de identidad o plus, el cual incluye una indemnización por hasta 8,000 pesos por robo con violencia de bolso, celular o dispositivos electrónicos portátiles.

“Además de esta protección, los usuarios podrán recibir asistencia legal en caso de un robo de identidad con el objetivo de detenerlo y evitar que se siga esparciendo el daño, contamos con una red de abogados que brindan asesoría legal telefónica, ilimitada y sin costo extra, además también apoyamos a los usuarios con procedimientos legales,” recalca Ricardo Alvarado.

Otro de los grandes beneficios de esta cobertura es la asistencia Técnica, la cual apoya a los usuarios en la configuración de un antivirus en sus dispositivos con el objetivo de evitar y prevenir un robo de identidad o en caso de que haya sucedido, blindarlos para que los delincuentes no puedan extraer más información.

“La protección contra el robo de identidad es uno de los temas que los usuarios no creen necesitar hasta que les sucede. Cuando los estafadores obtienen la información personal de una persona, pueden acceder a diversas cuentas y causar mucho daño, los problemas que pueden causar van desde realizar cargos fraudulentos a tarjetas de crédito, abrir nuevas cuentas de banco, acceder a pólizas de seguros, aperturar créditos, vulnerar la intimidad de sus familiares y amigos, entre otros. Ante esto es siempre mejor prevenir con una buena protección,” concluye Ricardo Alvarado.