La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) contribuye a la transformación de México a través del impulso de un consumo saludable, seguro y sustentable, y de la lucha contra las malas prácticas de consumo, afirmó el titular de la dependencia, Ricardo Sheffield Padilla

Al exponer el tema “protección al consumidor frente a los productos chatarra”, en una conferencia organizada por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), el funcionario dijo que en la Profeco se busca modificar, de manera propositiva, hábitos y costumbres en la población en cuanto a los productos que ingiere.

“El objetivo es lograr la transformación integral en la salud y el bienestar de los consumidores a través de lo que llevamos a la mesa para consolidar un México sano”, sostuvo el titular de la Profeco al referirse a la campaña informativa que al respecto realiza desde hace un año el gobierno federal.

Dentro de ciclo de conferencias “Autosuficiencia alimentaria e innovación tecnológica con prácticas sustentables”, Sheffield Padilla destacó que la procuraduría que encabeza pretende empoderar a los consumidores con información práctica; que razone la compra de sus alimentos, que no lo hagan instintivamente o conducidos solo por la publicidad masiva.

En su opinión, una compra razonada es aquella que se hace cuando se necesita y la que es saludable. En ese sentido, ilustró que el derecho humano al consumo está representado por las siguientes cinco características:

  • Informado
  • Razonado
  • Saludable
  • Sustentable
  • Seguro

En esta ocasión, la edición 30 del ciclo de conferencias llevó como tema “El derecho fundamental a una alimentación suficiente, saludable y culturalmente pertinente”.

En el evento estuvieron, por parte de la Sader, Salvador Fernández Rivera, coordinador general de Desarrollo Rural; y Víctor Suárez Carrera, subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria.

Entre otros asuntos, se abordaron temas como “retos y compromisos internacionales por una alimentación suficiente y saludable”, a cargo de Lina Pohl Alfaro, representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, de la Secretaría de Salud, Ruy López Ridaura, habló de “la condición de salud de la población mexicana, y el reto de las instituciones sanitarias para afrontar las enfermedades relacionadas con la obesidad”.

Juan Rivera Dommarco, director general del Instituto Nacional de Salud Pública, a su vez, trató el tema de “cómo mejorar la alimentación infantil”, y la especialista en promoción de la salud, Doré Castillo García, de la organización civil Coalición ContraPeso, se refirió a la acción coordinada de la sociedad civil para propiciar dietas saludables y controlar la obesidad y enfermedades no transmisibles relacionadas con la oferta alimentaria.

En tanto, por separado y en videos grabados, la diputada federal Aleida Alavez Ruiz, se refirió a la “iniciativa de Ley General del Derecho a la Alimentación”; y la senadora Ana Lilia Rivera Rivera habló de la “acción parlamentaria y el objetivo de Naciones Unidas de Hambre Cero”.

Finalmente, los periodistas Martha Elena García y Guillermo Bermúdez, autores del libro “Alimentarnos con dudas disfrazadas de ciencia: Nutriendo conflictos de interés en México”, trataron el asunto de los conflictos de interés con la industria alimentaria.