A través de dos paneles en el que se analizan las tendencias de inversión, BIVA y Bloomberg abordaron dos temas centrales para el desarrollo de México y la región: Near-Shoring y el movimiento ESG.

La Bolsa Institucional de Valores (BIVA) y Bloomberg llevaron a cabo el Bloomberg BIVA Mexico Day, en el cual diversos especialistas debatieron y analizaron el panorama que se vislumbra para el desarrollo del mercado bursátil en el país a través de dos temas clave: Near-Shoring y el movimiento ESG, los cuales fueron bordados a través de dos paneles temáticos.
En el primero, “Near-Shoring: La perspectiva de los inversores en los negocios en América del Norte”, participaron Lorenzo Berho, Director General de Vesta; Amy Glover, Presidenta y Socia Fundadora de Agile; David Jiménez, Director Ejecutivo de CPG en Softtek; y Ryan Berg del Center for Strategic and International Studies (CSIS), con la moderación de Enrique Perret
Erhard, Director de la Fundación Estados Unidos- México, María Ariza, Directora General de BIVA, destacó la relevancia de este foro para comprender las necesidades y requerimientos actuales del sector.

“Este panel es fundamental para entender qué es lo que la industria y los inversionistas deben de considerar al analizar el impacto que la proximidad geográfica de México y Estados Unidos puede tener para el desarrollo de la región, crear alianzas que ayuden a tener transacciones más competitivas y el mejoramiento de las cadenas de suministro a través de nuevas estrategias de fabricación”.

Por su parte, Amy Glover, de Agile, señaló que actualmente el Near-Shoring es una tendencia que involucra distintos factores, como las estrategias para acelerar la recuperación económica tras el COVID-19 y los valores ESG, al reducir emisiones de carbono.

A su vez, David Jiménez comentó que Softtek ha practicado el Near-Shoring desde 1997. Recalcó que, además de conveniente, esta práctica debe mostrarse competitiva, pues no en todas las industrias se cumple con esta segunda función, y agregó que “México cuenta con el talento y una cultura similar, así como otros beneficios de estar cerca de Estados Unidos, los cuales tenemos que aprovechar”.

Lorenzo Berho de Vesta se centró en la competitividad del país y dijo que “no hay duda de que México es competitivo y que, tras la pandemia, muchos procesos se han acelerado, en gran medida por los cambios de hábito de los consumidores. De igual manera, es cierto que las empresas conocen a México y han invertido en este país durante los últimos 20 años, mismas
que actualmente cuentan con la tecnología más avanzada dentro de sus instalaciones mexicanas”.

Ryan Berg del CSIS, habló sobre las distintas barreras de la cadena de suministro que México enfrenta, mismas que provocan que pueda ser menos atractivo y competitivo, como son: la inseguridad y la incertidumbre energética para las operaciones. En el segundo panel, “México: a la cabeza del movimiento ESG de América Latina”, moderado por Andrea Navarro, de Bloomberg News, participaron Alberto Lara López, Director General Adjunto de Finanzas de FIRA; Luisa Montes, Directora de Ecovalores, y Sergio Méndez, Director General de Blackrock México, quienes hablaron sobre cómo han evolucionado desde los 80’s las inversiones ESG, lo que ahora representan para el mercado y el crecimiento que la tendencia
ha tenido para cada uno de ellos.

Luisa Montes, de Ecovalores, habló sobre la necesidad de homologar indicadores para que todo el sector pueda comparar las calificaciones dadas por distintas instituciones. En cuanto al greenwashing, dijo que, muchas empresas, a pesar de utilizar el reporte GRI, todavía no saben cómo reportar sus acciones, por lo que caen de manera no intencionada en esta práctica, por
lo que dijo que, como industria, sus esfuerzos se centran en buscar una metodología universal en la que las empresas puedan reportar en un marco teórico comparable.

Por su parte, Sergio Méndez, de Blackrock México, comentó que “en el 2020 aumentamos nuestras reuniones con clientes para la creación de portafolios con inversiones ESG en un 400 por ciento”. También aseguró que el principal reto que enfrenta el sector para estas inversiones es la diversidad de data confiable en los valores ambientales, sociales y de gobernanza, para
poder consolidar empresas sostenibles, ya que, de lo contrario, el costo adaptación será mayor en el futuro.

Alberto Lara, de FIRA, al responder acerca de la emisión de bonos sustentables que FIRA ha hecho en BIVA, señaló que el Fideicomiso ha buscado crear una metodología verificable para medir las emisiones de efecto invernadero y el uso sustentable de agua, para evitar caer en alguna práctica de greenwashing. Sobre las emisiones realizadas, dijo que comenzaron con las de bonos sustentables en 2018 y que hasta el momento han colocado alrededor de 400 millones
de dólares en bonos verdes y 300 millones de dólares en bonos sociales, entre los que subrayó el bono de género que recientemente FIRA colocó en BIVA.

Finalmente, antes las críticas sobre la viabilidad de las inversiones ESG, los tres panelistas señalaron que la demanda de estos instrumentos era una realidad en aumento, por lo que era necesario que las empresas y el sistema financiero se sumaran para poder crear el cambio necesario en el mundo.