¿ESTRÉS FINANCIERO? TE DECIMOS QUÉ ES Y POR QUÉ PUEDE SER QUE YA LO EMPIECES A SENTIR
  • Las compras de fin de año pueden generan tensiones económicas y desencadenar un ciclo de estrés financiero
 Con el Buen Fin en México, inicia un periodo de ofertas y promociones que, si bien puede resultar tentador para muchos, también desencadena un fenómeno conocido como estrés financiero, ¿sabes qué es y cómo lo puedes ubicar? TILA, la aplicación que promueve el bienestar personal te cuenta más sobre el tema.

El dinero, o más específicamente la gestión de este, es una de las principales fuentes de estrés para la mayoría de las personas. Esta situación no solo afecta la estabilidad económica de las personas, sino que tiene un impacto significativo en la salud mental, desencadenando una serie de problemas emocionales que merecen atención.

De acuerdo con la Dra. Gina Chapa, especialista en psiquiatría de TILA, el estrés financiero es un fenómeno complejo que ejerce una gran presión sobre la salud mental de las personas. En este sentido las compras y los gastos excesivos son factores significativos que impactan negativamente en el bienestar psicológico de las personas.

“Las decisiones financieras, particularmente las relacionadas con las compras, están ligadas a nuestras emociones y bienestar mental. La presión por adquirir bienes, impulsada por factores como la publicidad, las expectativas sociales y el deseo de pertenencia, puede generar una sensación de gratificación momentánea. Sin embargo, a menudo conlleva consecuencias a largo plazo” indica.

Las compras de fin de año, las presiones sociales y familiares para adquirir regalos o productos en oferta generan tensiones económicas y desencadenar un ciclo de estrés financiero por la sensación de pérdida de control sobre nuestras finanzas y la incapacidad percibida para cumplir con las expectativas de gasto.

Gina Chapa  precisa que el impacto en la salud mental se manifiesta de diversas maneras, desde episodios de ansiedad aguda hasta depresión, afectando la autoestima y generando sentimientos de culpa o vergüenza. Además, el estrés financiero puede desencadenar problemas de sueño, agotamiento emocional, irritabilidad, falta de concentración, trastornos del sueño y en casos extremos, trastornos psicológicos más severos.

Para sobrellevar y trabajar este estrés, es crucial adoptar estrategias saludables. Aquí algunos consejos:

  • Planificación financiera: Establece un presupuesto realista y adhiérete a él. Prioriza tus compras y evita gastos impulsivos.
  • Comunicación: Habla abiertamente sobre las expectativas de gasto. No te sientas presionado a cumplir con estándares poco realistas.
  • Autocuidado: Encuentra tiempo para actividades que reduzcan el estrés, como el ejercicio, la meditación o la lectura.
De acuerdo con la especialista, “es esencial comprender la estrecha relación entre las decisiones financieras y la salud mental. Fomentar una cultura de educación financiera y promover la reflexión consciente sobre los patrones de consumo puede ayudar a mitigar este impacto. Aprender a gestionar nuestras emociones en relación con el dinero y adoptar hábitos financieros saludables puede reducir la carga emocional asociada con las compras y gastos, preservando así la salud mental y emocional a largo plazo.”

TILA ofrece una variedad de recursos creados por especialistas en Wellness para mejorar la calidad de vida y el sueño de las personas. Contenidos como sonidos de la naturaleza, ejercicios de respiración, meditaciones guiadas, cuentos para dormir y ASMR están diseñados para ayudar a las personas a manejar el estrés y mejorar su bienestar emocional.

El estrés financiero es una realidad común en eventos como el Buen Fin, pero no tiene por qué comprometer nuestra salud mental. Con conciencia, planificación y el apoyo de herramientas como TILA,, es posible gestionar de manera más saludable estas presiones económicas y disfrutar de estas temporadas sin que afecten nuestro bienestar emocional.