Grupo Gayosso, empresa líder en la prestación de servicios funerarios en México, comparte, a través de su plataforma Vida y Bienestar, información en su blog realizado por su grupo de especialistas en tanatología sobre temas y aspectos relevantes para la salud emocional. En esta ocasión los especialistas comparten información sobre el Estrés Post-traumático a consecuencia de las situaciones causadas por el COVID-19.

El trastorno de estrés post-traumático es una afectación de salud mental que puede presentar una persona después de haber vivido y/o observado alguna situación muy difícil.  Ejemplos de esto pueden ser experiencias que ponen en peligro la vida, algún desastre natural, cualquier tipo de accidente, y/o cualquier tipo de abuso. Estos sucesos se asocian con sentimientos de miedo y desesperanza; pero también hay veces que la causa se puede manifestar por la muerte repentina o inesperada de un ser querido.

Algunos síntomas son:

  • Revivir frecuentemente la situación traumática
  • Evasión de las emociones
  • Pensamientos, estados de ánimo o sentimientos negativos
  • Ansiedad

Además de la pandemia en sí, el COVID-19 ha ocasionado cambios profundos a nivel mundial. Tan solo en el país, de acuerdo a las cifras oficiales, se han reportado más de 2 millones de contagios y más de 231 mil personas fallecidas. Esta situación desaceleró la economía, ocasionando pérdidas de empleos y la desaparición de negocios. Adicionalmente, ocasionó que la forma de vivir e interactuar con los familiares y amigos cambiara radicalmente, el trabajo de muchos se volvió virtual y los niños y adolescentes tomaron clases en línea. Esto despertó en muchos la conciencia de  su propia mortalidad y la de sus seres queridos.

Cuando las personas piensan mucho en la muerte, el miedo se encuentra muy presente. Debido a la pandemia, muchas veces no solo se piensa en lo efímero de la vida, sino en la mortalidad potencial de madres y padres, abuelos, hermanos, hijos, amigos, etc. Esto ha incitado a una conversación que probablemente no se había tenido en familia y también incrementó una especie de sentimiento de soledad. El duelo traumático se ha agravado y la gente se siente aún más solitaria de lo que estaban antes de la pandemia.

También se debe a que durante este tiempo, algunas personas perdieron a un ser amado tanto por COVID, como por otras causas, y han sufrido mucho porque no pudieron llevar a cabo sus rituales de la misma forma. No pueden reunirse con familiares y amigos de la misma manera y por lo tanto, su oportunidad de tener un buen apoyo social se ha visto comprometida.

Incluso para las personas que no han experimentado una muerte asociada con el COVID o de otra manera durante esta pandemia, pero de alguna manera han sido testigos de muchas situaciones que pasan en el mundo que son muy estresantes y han luchado para adaptarse a la nueva normalidad, lo que también puede considerarse como situación traumática.

Ahora que poco a poco se vislumbra el final de la pandemia, el regreso a la normalidad puede ocasionar situaciones de estrés postraumático con todos sus síntomas. Es por eso que es importante buscar formas de cuidar la salud mental en este periodo de transición para poder re-adaptarse.

“Es importante ver cómo podemos honrar y vivir con todas las pérdidas que hemos tenido durante este último año. Sin duda alguna esto ha cambiado la forma en que vivimos y es importante honrar eso de alguna manera, así que, más allá de las personas que han tenido una gran pérdida, es necesario preparar un proceso de duelo para que se pueda sanar todo lo acontecido.” comentó Anahí Polo, coordinadora del programa de Tanatología de Grupo Gayosso.

Para acceder al contenido de la plataforma Vida y Bienestar, le invitamos a consultar www.gayosso.com. Para seguir las transmisiones totalmente abiertas y gratuitas vía streaming los jueves a las 19:00 hrs, visitar la página de Gayosso en Facebook, el material también se encuentra disponible en YouTube y Spotify.