La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) informa que el robo de identidad es un método de fraude en el cual una persona obtiene, transfiere, utiliza o se apropia de manera indebida de los datos personales de otra sin su autorización, usualmente para cometer un fraude o delito.

La identidad la constituyen los datos personales, tales como: nombre, teléfono, domicilio, fotografías, huellas dactilares, números de licencia y de seguridad social, incluyendo información financiera o médica, credenciales de identificación, así como cualquier otro dato que permita identificar a una persona. En muchos casos el ladrón de identidad utiliza la información ilegalmente adquirida para contratar productos y servicios financieros, para transferir recursos de las cuentas a nombre de la víctima a un tercero, o también para hacer compras.

Generalmente, las y los delincuentes se hacen pasar por tu banco y te solicitan tus datos por llamada telefónica, mensaje de texto, correo e incluso redes sociales, diciéndote que te hiciste acreedor a un premio o beneficio, o bien que quieren validar una operación que supuestamente realizaste. Para ello, te pueden solicitar datos como: Nombre, teléfono, domicilio, números de tarjetas de crédito y cuentas bancarias, tu nip, los números de seguridad de tus tarjetas, nombres de usuario y contraseñas de tu banca en línea, entre otros.

Al mes de abril las acciones de defensa para atender un posible robo de identidad ascendieron a 1,410, de las cuales 608 fueron asesorías y 802 se concretaron como reclamaciones (el 57% del total). En los primeros cuatro meses de 2021, las reclamaciones por un posible robo de identidad mostraron una reducción de 33.4%,respecto de igual periodo del año anterior.

/cms/uploads/image/file/653123/045.JPG

Ante ello, la CONDUSEF te da las siguientes recomendaciones:

  • Nunca proporciones la información de tus cuentas bancarias por teléfono, mensaje de texto, correo electrónico o redes sociales.
  • Acércate a tu banco para solicitar los servicios de prevención y sistemas de alertas; te permitirá detectar de manera oportuna cargos o movimientos extraños en tus cuentas.
  • Cambia tus contraseñas con frecuencia.
  • Checa tus estados de cuenta de manera regular.
  • No des clic en enlaces enviados por correo supuestamente de tu banco.
  • No descargues aplicaciones si no estás seguro de que es tu banco el que lo solicita.
  • Consulta constantemente tu Buró de Crédito.

Si roban tus datos, esto es lo que debes hacer:

  • Si robaron tus tarjetas, avisa de inmediato a tu banco para que las cancele.
  • Si robaron tus identificaciones, acude al Ministerio Público e informa a las instituciones a las que pertenecen tus documentos para que las cancelen y reexpidan una nueva, por ejemplo: INE, IMSS, ISSSTE, etc.
  • El aviso al Ministerio Público es importante para deslindarte de cualquier mal uso que haga el delincuente con tus identificaciones.